preview_m

El turismo acapara un tercio de la demanda de agua en el Archipiélago

“El turismo genera en Canarias un consumo anual de 42 hectómetros cúbicos”, según explicó ayer el director de Contratación de Canaragua, José Quesada, durante el Foro de Prensa Ibérica organizado con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente. Dicho volumen -42.000 millones de litros- supone un tercio de la demanda total del Archipiélago. El agua y la gestión de los residuos se revelan como los dos retos principales para garantizar la sostenibilidad de las Islas.

La propia Canaragua y Compañía Cervecera de Canarias (CCC) patrocinaron un debate que llega escasos días después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se desmarcara del Acuerdo del Clima de París firmado hace tan solo dos años. La conclusión del diálogo abierto ayer en el hotel Santa Catalina de Las Palmas de Gran Canaria arrojó la conclusión de que el camino más peligroso es el del triunfo del cortoplacismo en beneficio de los rendimientos económicos.

Calentamiento y desertización

La proyección de datos es alarmante si no se adoptan desde ya mismo las medidas pertinentes para evitar consecuencias devastadoras como la desertización y el calentamiento global. En el caso canario, estas se traducen en la escasez de agua y la imposibilidad de tener como uno de los principales activos el clima, entre otras.

La directora general de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Canarias, Susa Armas, expuso durante su intervención en el Foro de este periódico la importancia de adquirir compromisos con entidades supranacionales de cara a cumplir objetivos en pos de la sostenibilidad. “Nos queda mucho camino por andar” asumió y reconoció que, aunque tanto “los ciudadanos como la administraciones se preocupan cada vez más por el medio ambiente”, los “tirones de orejas” de la Unión Europea (UE) hacen que unos y otros “se pongan las pilas”.

 

Leer más: La Opinión de Tenerife




Server o