politicas-del-agua-investigacion-y-gestion-de-recursos-hidricos

Políticas del agua, investigación y gestión de recursos hídricos

iaguaLa carestía e irregular distribución de los recursos hídricos a nivel mundial es una evidencia, además de un problema global. Incluso en partes del planeta donde abundan los recursos de agua dulce se producen problemas de disponibilidad o escasez, debida, en buena medida, a deficientes prácticas de gestión, agravadas con el crecimiento demográfico y urbano y con el aumento de la demanda en abastecimiento, agricultura e industria. La realidad se complica en los países áridos donde la escasez, no siempre estacional, y el carácter finito de los recursos convierten en una obligación la gestión eficaz y eficiente de aquéllos así como el fomento del estudio y la investigación de fórmulas con las que alcanzarla.

El carácter pluridisciplinar de la problemática hídrico-ambiental recomienda desarrollar estructuras que superen la división académica departamental para abordar estos problemas con una visión multidisciplinar

La peculiar realidad española, caracterizada por la irregular disponibilidad geográfica y cronológica de los recursos hídricos, ha condicionado tanto la legislacióncomo las políticas hídricas. Dado que a nivel global el empleo del agua se sitúa en límites de disponibilidad es imprescindible promover una política que fomente el ahorro, el uso eficiente, la preservación de la calidad y busque alternativas a los recursos convencionales. Hay que alcanzar el equilibrio entre las políticas de gestión de la oferta y de la demanda, procurando la contención de ésta sin que prevalezca una sobre otra. En los últimos años las políticas de estabilidad presupuestaria y financiera han virado la tradicional política de gestión de la oferta de nuestro país, afectado por un gran desequilibrio hídrico, y han convertido en una prioridad para los agentes y poderes públicos la gestión de la demanda, aumentando la percepción social de los problemas ambientales, incidiendo en el comportamiento de los consumidores finales y de las gestoras del agua para alcanzar la eficiencia en su uso y distribución, o introduciendo incentivos al ahorro con plena repercusión de costes. Todo ello combinando mecanismos de regulación y de mercado para contener la demanda, fomentando el ahorro y superando el estancamiento en que por su rigidez se encontraban los tradicionales instrumentos de gestión.

Leer más: Iagua




Server o