manuel-menendez-dialiogos-caf

«O cambiamos la gestión tradicional del agua y la adaptamos al cambio climático, o fracasamos»

La V edición de los Diálogos del Agua, que se celebrará en Madrid el próximo 2 de octubre, es un espacios de discusión temática que se organiza anualmente con el objetivo de promover el intercambio de conocimiento y experiencias entre América Latina y España, en torno a asuntos de interés para el sector hídrico. En esta ocasión, el eje será «Agua y resiliencia a los efectos del cambio climático».

Con motivo de la celebración del evento, hemos entrevistado a Manuel Menéndez, Director General del Agua del Ministerio para la Transición Ecológica (España)

Pregunta – ¿Qué supone para España acoger esta quinta edición de los Diálogos del Agua América Latina – España?

Respuesta – Consolidar unas Jornadas que ya se han convertido en un referente técnico en el sector. Además, tanto los “Diálogos” como las visitas técnicas que se organizan en paralelo, permiten un espacio de cooperación América Latina-España que fructifican en multitud de proyectos conjuntos.

P. – ¿Cuáles cree que son los temas más urgentes a abordar en la jornada?

R. – «Agua y resiliencia a los efectos del cambio climático» es toda una declaración de intenciones. O cambiamos la gestión tradicional del agua y la adaptamos al cambio climático o fracasamos no solo desde un punto de vista de respeto al medio ambiente sino también de desarrollo económico. Tal y como la energía es el factor clave en las políticas de mitigación al cambio climático, el agua lo es en las de adaptación.

P. – ¿Cómo diría que influye el fenómeno del cambio climático en la incidencia de sequías e inundaciones en España? ¿Cómo afecta esto a la gestión del agua en nuestro país?

R. – Multitud de pruebas nos están convenciendo de que el cambio climático aumenta la frecuencia y la intensidad de los fenómenos hidrometeorológicos extremos. La Agencia Estatal de Meteorología ha constatado cifras sin precedentes en las precipitaciones de las recientes inundaciones en la cuenca del Segura y, por otra parte, estamos sufriendo, en términos anuales, el tercer año más seco desde 1965.

La gestión del agua no puede ser ajena a estas evidencias y afecta a todos sus ámbitos: movilización de nuevos recursos hídricos, prevención, control y protección frente a inundaciones, seguridad de infraestructuras hidráulicas, etc.

P. – ¿Qué herramientas se emplean desde la planificación para integrar los fenómenos hidrometeorológicos extremos en la gestión de cuencas en España?

R. – Las medidas a adoptar por las administraciones en situaciones de sequía o de inundación deben estar basadas no solo en medidas de emergencia como “respuesta a la crisis” sino también en la planificación, mediante una “gestión del riesgo”. El objetivo último es minimizar los impactos ambientales, sociales y económicos que acarrean estos fenómenos.

Leer más – iAgua