La inversión en agua es de 2.800 millones al año

eco1La inversión derivada de subvenciones e impuestos (1.410 millones) y ejecutada por la Administración es similar a la proveniente de las tarifas (1.376 millones) y ejecutada por los operadores.

El XIV Estudio Nacional de Suministro de Agua Potable y Saneamiento en España, elaborado cada dos años por la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (Aeas) y la Asociación Española de Empresas Gestoras de Servicios de Agua (AGA) revela por primera vez el volumen de inversión en los servicios de agua en el país.

Según sus datos, ascendió a 2.786 millones de euros durante 2014, año en el que se centra dicho Estudio. De esa cantidad, 1.410 millones tuvieron su origen en los impuestos y las subvenciones -europeas o de otro tipo- y las ejecutó la Administración, ya fuera el Ministerio de Agricultura, las comunidades autónomas o las sociedades estatales del agua, como Acuaes. El resto, 1.376 millones, tuvo su origen en las tarifas y las ejecutaron los operadores de los servicios, fueran públicos o privados.

La construcción de nuevas infraestructuras recibió 791 millones, mientras que a la renovación de las existentes recalaron 585 millones. El 59 por ciento del total se destinó al abastecimiento de agua potable a poblaciones, el 23 por ciento a la depuración de las aguas residuales y el 18 por ciento al alcantarillado. Tanto Fernando Morcillo, presidente de Aeas, como José Carbonell, presidente de AGA, destacaron en la rueda de prensa de presentación del documento el déficit de inversión que acecha a las infraestructuras de agua: “Es un patrimonio muy importante de los municipios y los ciudadanos, y es importante que no se deteriore”, remachó el primero.

En el anterior Estudio se había detectado un empeoramiento del funcionamiento de dichas infraestructuras porque el volumen de las pérdidas de las redes, indicador conocido como Agua no Registrada, había subido desde el 23,3 por ciento hasta el 24,6 por ciento. Sin embargo, en este Estudio, dicho indicador registra una mejoría, puesto que regresa al 23 por ciento, un dato razonablemente bueno.

Leer más: El economista




Server o