portada-A5odNlBYgzucWKc8S2VEybW0NKz3BJQ9Ph

El siglo XXI es el de la cooperación público-privada en la gestión del agua

  • El catedrático de Derecho Empresarial, abogado, secretario fundador de Transparencia Internacional España y director de la Fundación Ortega-Marañón, Jesús Sánchez Lambás, ha señalado el modelo de colaboración público-privada como el “más eficiente” en la gestión del ciclo integral del agua
logo_illustrEl abogado participó ayer en el Ágora Agbar de Cornellà de Llobregat en una nueva edición del Cercle de l’Aigua. En la conferencia, titulada “El modelo de gestión del agua, un reto del siglo XXI”, Sánchez Lambás ha reclamado una transición en el sector del agua en España “hacia un modelo de colaboración público-privada autorregulado en el que las administraciones se dediquen a hacer política, y las empresas, a buscar la productividad y la máxima eficiencia en su actividad”. “Esta transición debe suponer la creación de un organismo específico que supervise los distintos actores implicados en la gestión del agua y la supresión de entidades inoperantes como las confederaciones hidrográficas”, ha indicado.
Para Sánchez Lambás, este modelo autorregulado de colaboración público-privada “es el más eficiente que podemos conseguir”. En este sentido, ha destacado el modelo de Agbar, “una referencia en el mundo en cuanto a la gestión del agua”.

Patologías del modelo actual

El abogado ha señalado algunas de las patologías del modelo actual de gestión del agua en España. En primer lugar, la falta de un marco regulador armonizado: “En España tenemos pendiente de aplicación el artículo 9 de la Directiva Marco del Agua, que indica que hay que repercutir en la tarifa los costes asociados al ciclo integral del agua. Hoy día la aplicación de este marco regulador está desordenado, en buena parte por el hecho de que la gestión del agua, al ser competencia municipal, tiene una estructura de 8.122 realidades, tantas como municipios hay en España”.
En segundo lugar, el estado de las infraestructuras hídricas, que actualmente “están seriamente afectadas, y hay que mejorarlas”. A continuación, ha pedido “abordar con diálogo la problemática existente en la agricultura, que representa poco más del 2,4% del PIB a pesar de que es un sector que concentra casi el 80% del consumo de agua potable de España”.



Server o