1454491121765k

Escolástico Gil esgrime que la balsa es una vieja promesa y que es viable

483633_457315347660516_1822092042_n (1)El compás de espera -y de dudas- en el que el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, Jesús Morales, ha situado a la balsa de La Lagunetilla Honda ha sentado como un jarro de agua fría en el Ayuntamiento de El Rosario, cuyo alcalde, Escolástico Gil, esgrime que esta instalación es una vieja promesa de la institución insular y que su ejecución es viable.

Si bien el regidor rosariero antepone, y hasta resalta, su agradecimiento a la “actitud” que ha tenido la Corporación tinerfeña con el municipio, rebate los planteamientos de Morales, que apuntó a finales de la pasada semana que el proyecto está en estudio, que no se encuentra incorporado al Plan Hidrológico Insular ni al PGO, que está en un espacio protegido (el paisaje de Las Lagunetas) y que, sobre todo, no se sabe si hay agua.

En primer término, Gil fecha en el 17 de noviembre de 2001 un compromiso firme de que se realizaría esta instalación. Y es que, en una visita realizada a El Rosario, y entre otras actuaciones, el por entonces presidente del Cabildo, Ricardo Melchior, anunció que se realizaría el proyecto. Esa promesa, además, se hizo con Las Lagunetas ya protegido (su Plan Especial de Protección Paisajística fue publicado en el BOC en mayo de 2000). Otro dato es que el Plan Hidrológico es de abril del pasado año y que, sin embargo, la reivindicación era previa -incluso existía un acuerdo plenario de marzo insistiendo en la obra-, por lo que no incluir el embalse en ese texto no se debe a una petición tardía del consistorio.

Leer más :El Día




Server o