aceite_aguas_bizkaia

En Bizkaia, eliminar el aceite usado del agua cuesta 1,6 millones de euros al año

bg-logoEl Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia ha presentado en Bilbao las conclusiones de un estudio que cifra en 1,6 millones de euros, el coste anual para tratar en las depuradoras los aceites usados de cocina que se vierten por el fregadero y/o wc, –una media de 3,5 millones de litros al año en Bizkaia– y que pueden ocasionar un importante impacto ambiental si llegan al medio natural, además de problemas de funcionamiento en las redes de saneamiento, con atascos y desbordamientos por las llamadas ‘bolas de grasa’.

El informe titulado “Aceites usados de cocina. Problemática ambiental, incidencias en redes de saneamiento y coste del tratamiento en depuradoras” ha sido realizado por Iñigo González Canal y José Antonio González Ubierna, ambos técnicos pertenecientes al Área de Vertidos del Consorcio de Aguas, y se enmarca dentro de la línea de trabajo promovida por la entidad para tratar de buscar soluciones y sensibilizar a la población, ante la irrupción en los últimos años, de nuevos elementos contaminantes en las aguas residuales domésticas, como pueden ser toallitas húmedas o químicos procedentes de medicamentos y cosméticos.

El aceite vegetal tiene un gran uso en hogares, hostelería y restauración, con un consumo medio estimado en 12,8 litros por persona y año, esto es, unas 580.000 toneladas de aceite anuales en todo el Estado. Una parte importante de estos aceites se utilizan en el proceso de fritura donde sufren cambios y alteraciones químicas que hacen necesario su desecho. La correcta gestión de los aceites usados de cocina pasa por su entrega a empresas gestoras autorizadas, donde tras los oportunos tratamientos se obtiene una materia prima para la producción, principalmente, de biodiesel.

Un litro de aceite usado contiene aproximadamente 5.000 veces más carga contaminante que el agua residual/fecal, pudiendo llegar a contaminar 40.000 litros de agua

Si de forma inadecuada, los aceites usados de cocina se vierten por el fregadero o el inodoro,son una fuente de contaminación de cauces fluviales, acuíferos, lagos y mares, causan problemas en las redes de saneamiento y sobrecostes en las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR). Y es que, un litro de aceite usado contiene aproximadamente 5.000 veces más carga contaminante que el agua residual/fecal, pudiendo llegar a contaminar 40.000 litros de agua, que es equivalente al consumo de una persona en un año.

Además, en las redes de saneamiento, los aceites usados, al unirse con restos de detergentes y jabones de uso doméstico, forman las denominadas ‘bolas de grasa’ capaces de generar atascos en colectores, lo que ocasiona un incremento en el presupuesto de mantenimiento de las canalizaciones y equipos de saneamiento.

Por otro lado, cuando estos aceites usados llegan a las estaciones de tratamiento, debido al alto contenido de materia orgánica, encarecen el proceso de depuración. En este sentido, teniendo como referencia los costes de explotación en la EDAR de Galindo-Sestao, se estima que la depuración de un litro de aceite vegetal usado tiene un coste de 0,46 €. Comparando con el precio medio de la tasa de saneamiento en el Estado, la depuración de un litro de aceite es 700 veces más cara que lo que paga un ciudadano por el tratamiento de su agua residual.

Contenedor naranja

En general, el término grasa incluye todos los triglicéridos y se relaciona con los productos lipídicos de origen animal y otros minoritarios de origen vegetal, mientras que aceite se refiere a los lípidos de origen vegetal, independientemente del estado líquido o sólido que adquieran según la temperatura ambiental o su punto de fusión.

En el caso concreto de la provincia de Bizkaia, la empresa gestora de aceites usados, RAFRINOR, S.L. de Ortuella, dispone de datos bastante precisos sobre la producción de aceites procedentes de las dos fuentes principales de generación: el domiciliario y el canal HORECA (hoteles, restaurantes y cafeterías). Según estos datos relativos a 2014, en Bizkaia se producen en el ámbito dóméstico entre 2-4 litros por habitante al año, con una media para el conjunto del territorio histórico de 3.470.000 litros al año, de los que la empresa gestora de referencia recogió el 12%. El restante 88% se ha vertido de forma inadecuada a la red de saneamiento.

El porcentaje de recogida se incrementa de forma notable entre los profesionales de hostelería, con un 72% del subproducto correctamente gestionado en 2014. Pese a ello, según los datos recogidos en el informe, quedarían sin recoger entre ambas vías, y por tanto se vierten a la red de saneamiento 3.477.000 litros/año, el 69% del total de aceites usados en Bizkaia, que supera los cinco millones de litros anuales.

A la vista de estos datos, el estudio del Consorcio de Aguas concluye que hay un importante margen de mejora en la recogida del aceite usado, especialmente en el procedente del ámbito doméstico, aunque esto requiere la colaboración e implicación de todas las administraciones para promover entre la ciudadanía el uso generalizado del contenerdor naranja.

Según señala el estudio, el aceite usado contiene aproximadamente 5.000 veces más carga contaminante que el agua residual que circula por las alcantarillas y redes de saneamiento. La liberación de aceites y grasas al medio acuático, como sustancias hidrófobas de menor densidad, además de provocar un impacto estético, aportan otros contaminantes que afectan al intercambio gaseoso. Así, estas sustancias, una vez entran en el medio acuático, se difunden por la superficie reduciendo la oxigenación aire-agua y la actividad fotosintética, ya que absorbe la radiación solar, disminuyendo así, además, la producción interna de oxígeno disuelto.

El estudio del Consorcio de Aguas concluye que hay un importante margen de mejora en la recogida del aceite usado

Atendiendo a las características físico-químicas del aceite usado, y teniendo en cuenta la normativa para devolver al medio ambiente el agua tratada en depuradora, un litro de este residuo requiere 27.200 litros de agua para alcanzar una DQO (Demanda Química de Oxígeno) de 125 mgO2/litro; 1.300 litros de agua para conseguir llegar a 35 mg/l de SST (Sólidos en Suspensión Totales) y 40.000 litros de agua para que la concentración de aceites y grasas sea 20 mg/l. Es por todo ello, que el estudio impulsado por el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia concluye que un litro de aceite usado puede llegar a contaminar 40.000 litros de agua.

Principales datos (2014)

Datos facilitados por la empresa gestora de aceites usados, RAFRINOR, S.L. (Ortuella) sobre la producción de aceites en Bizkaia:

  • Aceite usado doméstico:
    • Producción por habitante y año: 2 – 4 litros/hab. año
    • Producción calculada sobre la media: 3.470.000 litros/año
    • Recogido por RAFRINOR, S.L. y otros: 432.000 litros/año (12% de la producción calculada sobre la media)
    • No recogido. Se vierte: 3.038.000 litros/año (88% de producción calculada sobre la media)
  • Aceite usado en el canal HORECA:
    • Producción total aproximada: 1.593.000 litros/año
    • Recogido por RAFRINOR, S.L. y varios: 1.154.000 litros/año (72% de los 1.593.000 litros/año)
    • Producción sin recoger y, por tanto, vertida: 439.000 litros/año (28% de los 1.593.000 litros/año)

Por tanto, la suma del aceite usado doméstico y del canal HORECA presenta los siguientes datos globales para Bizkaia:

  • Producción total aproximada: 5.063.000 litros/año
  • Recogido: 1.586.000 litros/año (31% de los 5.063.000 litros/año)
  • Sin recoger y, por tanto, vertido: 3.477.000 litros/año (69% de los 5.063.000 litros/año)

 

Fuente: http://www.iagua.es/noticias/espana/consorcio-aguas-bilbao-bizkaia/15/07/13/bizkaia-eliminar-aceite-usado-agua-cuesta-16




Server o