14412264005848

El Gobierno financiará el agua desalada para riego

imagesEl Gobierno subvencionará el coste del agua desalada para el regadío mientras no sea posible trasvasar agua de la cabecera delTajo al Segura, después del acuerdo alcanzado ayer entre Mariano Rajoy y el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. La negociación sobre qué cantidad de la diferencia entre el precio del agua del trasvase (0,10 céntimos) y el agua de las desaladoras (0,70) asume el Estado queda ahora en manos de la ministra de Agricultura,Isabel García Tejerina.

El Ejecutivo, según informó en rueda de prensa, la vicepresidentaSoraya Sáez de Santamaría, promoverá en los próximos días una reunión entre el Gobierno, Murcia y los regantes para acordar las medias que permitan rebajar el precio del agua desalada. SegúnSantamaría se trata de una medida «excepcional» que se aplicará de forma «inmediata». La ausencia de lluvias en los últimos meses no ha impedido los trasvases pero ha limitado su volumen. Y la realidad es que no hay agua en la cabecera del Tajo. Por ello la solución planteada por el presidente de Murcia al Gobierno ha sido la financiación del agua desalada, mucho más cara porque es apta para al consumo. La subvención del Gobierno se limitará a la compra de agua para uso agrícola. Además, según fuentes de la Comunidad de Murcia, Mariano Rajoy ha aceptado prorrogar un año el decreto contra la sequía, que estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2016.

El presidente del Gobierno recibió ayer en La Moncloa a los presidentes autonómicos de Baleares (Francisca Armengol), de Murcia (Pedro Antonio Sánchez) y de Canarias (Fernando Clavijo). Posteriormente la vicepresidenta fue la encargada de informar de los asuntos tratados. Y lo primero que hizo en su comparecencia fue destacar el tono de «lealtad institucional» de los tres dirigentes autonómicos a pesar de que dos de ellos –Armengol es del PSOE y Clavijo de Coalición Canaria- no son de su partido. «Cuando hay voluntad política, respeto a las instituciones, ganas de ejercer las competencias de cada uno», dijo, «al final son los ciudadanos los que resultan beneficiados», en un mensaje que parecía dirigido fundamentalmente al president de la Generalitat, Artur Mas.

La vicepresidenta aseguró que el Gobierno va a intentar poner en marcha los acuerdos alcanzados en las tres entrevistas, en las que además de sus peticiones Rajoy trató con los presidentes autonómicos sobre la crisis de los refugiados y la futura reforma de la financiación autonómica. Según la vicepresidenta los tres comparten la necesidad de hacer frente al problema migratorio y están dispuestos a colaborar con el Gobierno para acoger refugiados cuando se conozca el reparto final.

Sobre la financiación autonómica el Gobierno se compromete a abordar su reforma la próxima legislatura, si continúan cuatro más. En esta línea Rajoy ha prometido a Baleares que convocará la Comisión Mixta de Financiación entre las Islas Baleares y el Ejecutivo, tras cuatro años sin celebrarse.

Fuente: http://www.elmundo.es/




Server o