agua-y-plátanos

Edelmira Luis Brito: «La situación es muy crítica, cada vez se dispone de menos agua»


Luis Brito apela a la concienciación y a la colaboración de todos para ahorrar agua porque “la situación que estamos viviendo lo requiere”

“La situación es muy crítica, cada vez se dispone de menos agua”, así ha descrito la gerente del Heredamiento de las Haciendas de Argual y Tazacorte, Edelmira Luis Brito, la situación que se está viviendo en estos momentos en la Isla Bonita y que es consecuencia de que no ha habido invierno, no ha llovido y las temperaturas empezando junio alcanzan o superan en algunos puntos los 35 grados. No pinta bien para los agricultores cuando queda todo el verano por delante.

“Tanto en los heredamientos como en los pozos del lado oeste, del Valle, las reducciones se empezaron a aplicar desde hace más de un año y se siguen manteniendo; es decir, hay unas reducciones del año pasado del 25 y 30%, que como no ha habido invierno no se han sacado y no se ha podido volver a los caudales anteriores. Si antes un señor de Tenisca tenía 120 pipas por derecho, desde el año pasado tiene 90. Y el agravante es que como no ha llovido, los pozos que paraban en invierno, cuando llovía, porque la gente no regaba, tampoco han podido parar”.

Luis Brito indica por ello que si ya la situación el año pasado era crítica, sin haber podido descansar las elevaciones durante todo el invierno, ahora es mucho peor; se están planteando bajadas peores”.

A eso hay que unir que las galerías de toda la isla han bajado de caudal, y con un problema todavía más grave y es que según los expertos si lloviera el año que viene, la filtración tardaría entre tres y cuatro años, es decir, que hasta dentro de cuatro años esos caudales no saldrán por la boca de la galería.

Para hacer frente a esta situación, ha explicado Edelmira que “estamos intentando reactivar los pozos parados, aunque no acaba de salir; el agua no puede pasar por el tubo de Vicario que se iba a desdoblar; tenemos problemas muy graves con unas temperaturas muy elevadas y estamos en junio. Tenemos problemas gordísimos porque cada vez se dispone de menos agua: las galerías tienen menos caudal, los pozos elevan menos, no ha habido invierno y la gente que llenaba con aguas de la Caldera de aumentos, que no tiene agua en propiedad, no han podido llenar”.

Leer más – El Apurón