precio-agua

El agua, cada vez más cara

opinionEl consumo medio de agua en los hogares ascendió en 2014 a 132 litros por habitante y día, lo que supone un incremento del 1,5 por ciento respecto al año anterior, según la ‘Encuesta sobre el Suministro y Saneamiento del Agua 2014’ del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Además, los datos reflejan que el coste unitario del agua aumentó un 3,3 por ciento hasta alcanzar el precio de 1,89 euros por metro cúbico. En total, a lo largo de 2014 se suministraron un total de 4.272 hectómetros cúbicos de agua a través de las redes públicas de abastecimiento y las tres cuartas partes (3.214 hm3) fueron volúmenes de agua registrada, es decir, que fueron contabilizados en los contadores de los ciudadanos. El resto (1.058 hm3) no fueron medidos mediante aforos.

Esto significa que el agua registrada subió el 0,1 por ciento, frente al agua no registrada, que se redujo un 4,9 por ciento, mientras que el total de agua suministrada a la red bajó el 1,2 por ciento.

Asimismo, la encuesta señala que el consumo de agua por hogar creció un 0,9 por cientorespecto a 2013 al contrario que el uso de agua por los sectores económicos, que se redujo en un 1,4 por ciento, igual que los usos municipales, que bajaron el 2,3 por ciento.

Respecto al consumo por habitante, la encuesta del INE refleja que en 2014, cada habitante gastó 132 litros de agua por habitante y día, un 1,5 por ciento más que los 130 litros por habitante y día de 2013.

Pérdidas de suministro

Del total del agua registrada y distribuida a los hogares ascendió a 2.238 hectómetros cúbicos, el 69,6 por ciento del total. Por su parte, los sectores económicos utilizaron 685 hectómetros cúbicos, el 21,3 por ciento y los consumos municipales, es decir el riego de jardines, lavado de calles y otros usos, emplearon 291 hectómetros cúbicos, l 9,1 por ciento del total.

Por otro lado, el INE explica que el agua no registrada se desagrega en pérdidas reales y aparentes. Las reales son las fugas, roturas o averías en la red de suministro, por las que se perdieron 651 hectómetros cúbicos –casi tanto como el consumo de los sectores económicos–, lo que supone el 15,2 por ciento del total de agua suministrada a estas redes. En cuanto a las pérdidas aparentes, es decir, los errores de medida, los fraudes y los consumos autorizados pero no medidos, alcanzaron 407 hectómetros cúbicos.

Leer más: La Opinión de Tenerife




Server o