image_content_6908506_20170724194425

El agua se convierte en el «oro azul»

Muchos expertos aseguran que se trata de la commodity que más se revalorizará en el futuro, ya que su oferta es limitada y su demanda únicamente puede aumentar

Los quilates que, poco a poco, pierde el «oro negro» los va ganando el «oro azul». O lo que es lo mismo, el agua. No sólo es que se trate de un elemento esencial para la vida, sino que su falta en muchos países avanzados o la escasez que sufrirán los países desarrollados a medida que la presión demográfica aumente obligarán a realizar importantes inversiones en infraestructuras, mejora de la gestión y reutilización, así como en la desalinización.

Además, a diferencia de lo que ocurre con el petróleo, la escasez y el aumento de la demanda de agua se complementan, convirtiéndola en un bien de importancia creciente. La oferta es limitada y su demanda únicamente puede aumentar. De ahí, el atractivo de invertir en esta industria. Es más, son muchos los expertos que aseguran que el agua es la commodity que más se revalorizará en el futuro.

Leer más: La Razón




Server o