-mg

Torres pide ya una reunión con Ábalos y Montero para que «ningún euro se quede sin llegar»

El nuevo presidente asegura que habrá solución a los impagos en carreteras y el bloqueo del superávit en cuestión de semanas

Ángel Víctor Torres quiere reunirse cuanto antes con José Luis Ábalos y María Jesús Montero para que el Estado transfiera a las cuentas de la Comunidad Autónoma hasta el último euro de los dineros que siguen sin llegar a las Islas. El nuevo presidente del Gobierno de Canarias aún no había tomado posesión del cargo y ya le había expuesto al ministro de Fomento en funciones la necesidad de concertar un encuentro. Lo hizo durante el viaje en avión de Gran Canaria a Tenerife, donde ayer se celebró el acto de toma de posesión al que Ábalos asistió como representante del Ejecutivo central. El ministro y el presidente regional se sentaron en butacas contiguas y hablaron de tener «pronto» esa reunión para «desbloquear» el pago de los 300 millones de la deuda de carreteras que el Estado sigue discutiendo pese a la sentencia del Supremo a favor de Canarias. «Espero que sea muy pronto», subrayó el propio Torres, que recordó que la Administración central adeuda en realidad unos 400 millones de euros, ya que van acumulándose intereses de demora. Una cantidad a la que se suman otros 500 millones que sí se han transferido pero que están inutilizados por computar como superávit, el cual solo puede destinarse para pagar deuda bancaria por la normativa de estabilidad y sostenibilidad presupuestaria. La idea del nuevo jefe del Gobierno autonómico es sentarse también con la ministra de Hacienda para dar con la fórmula que permita emplear esa importante suma en los servicios públicos.

Torres explicó nada más prometer el cargo en la sede de la Presidencia del Gobierno de Santa Cruz de Tenerife que lógicamente aún no se ha puesto fecha a esa reunión tripartita con Ábalos y Montero, pero sí dio por seguro un acuerdo «para que ningún euro se quede sin llegar a Canarias». «Y lo veremos las próximas semanas», adelantó el también secretario general de los socialistas isleños. Es más, si el que será su vicepresidente, Román Rodríguez, había fijado el próximo octubre como límite para liberar esos 500 millones del corsé de la regla de gasto, Torres incluso metió algo más de prisa a la ministra de Hacienda: «Si puede ser septiembre, mejor».

Preguntado por si la intención es proponer a Montero que se exceptúe al Archipiélago de la regla de gasto, algo que el anterior Ejecutivo pidió con insistencia amparándose en el hecho de que Canarias es una de las regiones más saneadas del país (lo que no evitó que el Ejecutivo de Sánchez ignorase la solicitud), el presidente autonómico señaló que no se trata tanto de exceptuar a las Islas como de encontrar la forma de que el superávit «se pueda reinvertir». Reinvertir «en cuestiones de interés básico» y también empleando la fórmula de las inversiones financieramente sostenibles. Hay que recordar que esta última posibilidad, habilitada en su día por Cristóbal Montoro como recurso para que el superávit pueda gastarse en algo más que pagar a los bancos, limita notablemente el margen de las comunidades autónomas para decidir en qué gastar su dinero. Es algo de lo que venía avisando el ya expresidente Fernando Clavijo (en ocasiones ante las críticas del mismo PSOE por no explotar más las inversiones financieramente sostenibles), y de algún modo Torres le dio ayer la razón. No en vano, el sucesor de Clavijo apuesta por «cambiar los parámetros» y dar un nuevo enfoque a este tipo de inversión, de modo que Canarias pueda sacarle mayor partido.

Leer más – El Día