cimg1743

Es posible abastecer de agua potable a una población haciendo uso exclusivo de la energía solar

bg-logoEn el marco de la cooperación española – tunecina, en octubre del año 2004 dieron comienzo los trabajos necesarios para la realización, por parte del Instituto Tecnológico deCanariasITC, de un proyecto para el suministro de agua potable al pueblo de Ksar Ghilène, en Túnez.

Se cumplen 10 años de operación de la desaladora accionada exclusivamente con energía solar fotovoltaica instalada por el ITC en Túnez

Ksar Ghilène es un pueblo aislado que se encuentra en pleno desierto del Sahara, al sur de Túnez. Con 300 habitantes y unos recursos económicos basados, principalmente, en la agricultura, la ganadería y el turismo, Ksar Ghilène no disponía de abastecimiento de agua potable. Para ello, se recurría semanalmente a camiones cisterna que traían el agua desde un pozo situado a unos 60 km de distancia. Tampoco disponía de red eléctrica, estando la más cercana a 150 km del pueblo.

Imagen 1. Vista general de Ksar Ghilène

Los financiadores y socios de este proyecto fueron la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), la Agencia Nacional de Gestión de la Energía de Túnez (ANME), el Comisariado Regional de Desarrollo Agrícola de Kébili (CRDA) y el Gobierno de Canarias a través de la Dirección General de Relaciones con África y el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC).

Con el citado proyecto, se llevó a cabo el diseño, instalación y puesta en marcha de un sistema de desalación autónomo accionado con energía solar fotovoltaica, el cual sigue en correcto funcionamiento más de diez años después.

El agua a desalar es salobre, procedente de un pozo artesiano situado en un oasis cercano. Ésta es conducida por gravedad al interior del edificio que alberga la desaladora. Tras la etapa de pretratamiento del agua salobre, ésta es presurizada y enviada al módulo de ósmosis inversa con una producción de 2100 litros a la hora. El agua producto desalada se lleva a un post-tratamiento con hidróxido sódico, para la regulación del pH, y con hipoclorito sódico para la preservación de su calidad microbiológica. El agua producida (120 mg/l) es elevada a un depósito exterior de 25 m3 de capacidad, desde el cual es distribuida por gravedad a las distintas fuentes públicas ubicadas en el pueblo.

En cuanto al sistema de suministro eléctrico de la instalación, ésta se compone de 7 generadores solares fotovoltaicos en paralelo, proporcionando 10,5 kW de potencia máxima. Para garantizar la producción de agua potable los días con baja o nula radiación solar, existe un almacenamiento de energía optimizado en baterías.

Imagen 2. Panorámica de la instalación del proyecto

 

El consumo específico de energía del conjunto de la instalación al inicio del proyecto se encontraba en 2,0 kWh/m3, estando en la actualidad en 2,5 kWh/m3. Se ha realizado un cambio de membranas a octavo año y no ha sido necesario realizar el cambio de baterías ya que, pese a la pérdida de eficiencia en el proceso, aún no es significativamente importante.

El conjunto del diseño de la instalación está basado en la patente internacional del ITC, llamado DESSOL®, cuyo objetivo es la operación de una desaladora por ósmosis inversa exclusivamente con la energía del sol y haciendo uso de baterías. Para la optimización de la producción de agua potable en función de la cantidad de radiación solar existente, es clave disponer de un sistema de control que optimice la relación entre energía captada y energía consumida. Este sistema de control asegura que la carga de las baterías se encuentre siempre por encima de su capacidad mínima, maximizando así las horas de funcionamiento de la planta y la vida del almacenamiento de energía.

Leer más: Iagua




Server o