1455988813_859562_1455989547_noticia_normal_recorte1

“No permitiremos que se use otra vez el agua como arma política”

macc81ster-de-periodismo-de-el-paisElena Cebrián (Valencia, 1970), ingeniera agrónoma por la Universidad Politécnica de Valencia, es desde junio de 2015 consejera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural del Consell. Esta independiente ha trabajado para el Ministerio de Agricultura y para organismos de la Unión Europea. Nada más tomar posesión del cargo tuvo que lidiar con otro episodio de la guerra del agua a cuenta del trasvase Tajo-Segura. Siete meses después de su llegada a la consejería, Cebrián sostiene que no entrará en más guerras: “Hace falta un gran debate estatal sobre el agua, llámese pacto del agua o plan hidrológico nacional”.

Pregunta. Son muchos años de conflicto, ¿cómo afronta esta nueva crisis con Castilla-La Mancha por el trasvase Tajo-Segura?

Respuesta. Hemos conseguido cambiar bastante el discurso sobre el agua. Estamos insistiendo desde el pasado verano, que es cuando empezó a enredarse la cuestión del trasvase, que vamos a dejarnos de conflictos y decirle al PP que deje de utilizar el agua como un arma arrojadiza. Es un tema muy serio en el que tenemos que sentarnos y dialogar entre territorios y buscar soluciones mediante el debate técnico, consensuado y tranquilo. Esa es nuestra pelea. Los escenarios de cambio climático nos plantean una situación preocupante en esta zona y tenemos unos sectores económicos y una forma de vida que demanda mucha agua, por eso no podemos permitirnos el lujo de entrar en conflicto.

P. Castilla-La Mancha insiste en los recursos contra el trasvase en un año en el que la sequía afecta a las dos autonomías.

R. Existe un memorando con validez jurídica, aceptado y aprobado por cinco gobiernos del PP, que garantiza, en función de unos niveles mínimos de los embalses de Entrepeñas y Buendía, unas transferencias de agua del Tajo a la cuenca del Segura. Advertir, además, que afecta a la Comunidad Valenciana pero, sobre todo, a Murcia ya que solo el 30% del trasvase llega a Alicante. Pero, evidentemente, es un recurso esencial para los regadíos de Alicante. Este memorando es más garantista que el anterior sistema porque sube el umbral mínimo a partir del cual se puede trasvasar agua aunque ha coincidido un año extremadamente seco, en el que la provincia de Guadalajara y Entrepeñas y Buendía han llegado a mínimos históricos y, en cumplimiento de ese memorando, las transferencias de agua que se han hecho han sido mínimas. Castilla-La Mancha plantea recursos a las autorizaciones de trasvase porque considera que la situación de los pantanos de cabecera son mucho más graves de la que muestran los datos. El recurso es tanto sobre el contenido de las autorizaciones [que dependen del MInisterio] como por la forma, y ahí es donde tenemos confluencias con el Gobierno castellano-manchego. Las hay y muchas.

Leer más: El País




Server o