negar-consumo-mayores-atrocidades-hombre_ediima20161122_0941_4

Negar el consumo de agua supone una de las “mayores atrocidades” del hombre

eldiario-es2El agua es un recurso natural “indispensable” para la vida y “esencial” para la alimentación diaria, por lo que negar su consumo “constituye una de las mayores atrocidades que puede llevar a cabo el hombre”.

Así lo ha asegurado el profesor y académico de la Real Academia Nacional de Medicina, Manuel Serrano, quien ha participado hoy en una sesión científica conjunta en la sede de su institución junto con las Reales Academias de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales; de Farmacia e Ingeniería.

Durante el acto celebrado en Madrid bajo el título “El Agua en el ámbito de la salud y la calidad de vida”, Serrano ha declarado que el recurso hídrico es el “principal nutriente que disponemos”, a pesar de que “sea discutido por algunos expertos”.

“No existe un sólo órgano que pueda sobrevivir sin agua. Ésta supone el 60 por ciento del peso corporal en un individuo sano a temperatura ambiente”, ha explicado el científico, quien añade que su función más habitual pasa por “transportar nutrientes en la sangre”, así como “extraer aquellas sustancias desechables para el organismo”.

El académico de la Real Academia de Ciencias, Miguel Ángel Alario, ha destacado durante su intervención que la palabra “agua” encabeza la lista de búsquedas en internet con “más de 13 millones de resultados en español a través de ‘Google'”.

Alario ha apuntado que “aunque vemos que el planeta Tierra es muy azul, hay más superficie terrestre que agua” y, en este sentido, ha manifestado que se concentra en océanos (97 %), casquetes polares y glaciares (2,1 %), acuíferos potables (0,6 %), lagos y ríos (0,01 %), atmósfera (0,001 %) y biosfera (0,00004 %).

Federico Mayor Zaragoza, Académico de la Real Academia de Farmacia y Medicina, ha centrado su ponencia en el agua como “un derecho fundamental para la vida”, el cual “es inherente al ser humano”, a pesar de que algunos países “denominados democráticos” han dudado sobre, por ejemplo, el derecho a la alimentación; “con frecuencia se reconocen estos derechos y luego no se dejan ejercer”.

“Agua y comida son las dos grandes prioridades para que se produzca la transformación social. Hoy disponemos de los conocimientos científicos y técnicos para garantizar ambas y evitar que miles de personas mueran a diario por desamparo”, ha argumentado el investigador.

Leer más: El Diario.es




Server o