empresas-reprochan

Las empresas reprochan los obstáculos del sector público a la economía verde

El sector privado reclama a las Administraciones públicas que faciliten las cosas a las compañías que lideran la implantación de medidas de desarrollo sostenible

Las Administraciones públicas no se lo ponen fácil a las empresas para desarrollar proyectos sostenibles. Los empresarios reclaman que el sector público facilite las cosas al sector privado para invertir y adaptarse a los objetivos de desarrollo sostenible, reducir la huella de carbono y favorecer las buenas prácticas en la disminución de los gases de efecto invernadero y en el desarrollo de la economía verde. Sin embargo, los obstáculos y la inercia administrativa siguen siendo la tónica dominante pese a que el actual Gobierno regional y otras instituciones han priorizado la lucha contra el cambio climático en esta legislatura.

El evento organizado por el BBVA y Prensa Ibérica en Canarias acogió ayer una mesa redonda en bajo el título Creando un futuro sostenible. Directivos empresariales y la patronal de Las Palmas pusieron como referencia a la iniciativa privada de las Islas frente a la Administración, con varios ejemplos de adaptación de las estrategias de las compañías a las políticas de desarrollo sostenible que emanan tanto de Europa como de Naciones Unidas. El presidente del grupo Domingo Alonso, Óliver Alonso, aseguró ayer que las empresas canarias están por delante del sector público en la aplicación de medidas para luchar contra el cambio climático y favorecer la sostenibilidad. En este sentido, Alonso recordó que en la última década el sector de la automoción «se ha puesto las pilas» con cuantiosas inversiones y medidas para reducir las emisiones de los vehículos y facilitar la movilidad.

El máximo dirigente de Domingo Alonso, empresa líder del sector en las Islas, admitió que los coches eléctricos empiezan ahora a despuntar pero no supondrán el 50% de las ventas antes de 2040. Por ello, el sector del automóvil tiene que centrarse ahora en renovar el parque móvil de las Islas ya que circulan muchos coches antiguos por las carreteras canarias. Asimismo, la movilidad es clave en la estrategia empresarial y por eso Domingo Alonso ha puesto en marcha una serie de medidas en esta línea en las dos capitales canarias.

«Las empresas se tienen que involucrar más en la sostenibilidad, se trata de una oportunidad para todo el tejido empresarial», indicó Alonso, que tachó de «populistas» algunas de las actuaciones de la Administración pública en torno a la eficiencia medioambiental porque sus dirigentes no aplican lo que anuncian y, además, entorpecen las actuaciones y planes de las empresas para reducir las emisiones contaminantes.

Por su parte, el consejero delegado de la empresa Canaragua, José Juan González, enumeró las distintas medidas que han puesto en marcha para reducir la huella de carbono que produce la desalación y la reutilización del agua. Sin embargo «no hemos hecho más porque no nos han dejado, aquí todo el mundo opina pero por el camino se han quedado algunos proyectos de energías renovables», añadió el directivo empresarial. González cree que existe cada vez más sensibilidad en la sociedad sobre la crisis medioambiental y la necesidad de que los procesos productivos sean sostenibles pero, sin embargo, aún no se valoran en sus justos términos a las empresas que, por querer ser más sostenibles, este objetivo les supone más gastos que las competidoras. «Espero que los políticos en Canarias pasen de la poesía a la prosa y valoren más a aquellas empresas sostenibles porque si el criterio principal es el precio en la subasta de la energía nos están poniendo en peor posición», añadió.

Leer más – El Día