donana

La mercantilización del agua deja seca a España

maxresdefaultEl PP privatiza de tapadillo. El PSOE mira hacia otro lado. El sector de la agroalimentación bate récords desde 2009. Y en Doñana, 3.000 hectáreas ilegales de regadío han reducido los humedales en un 80%.

En junio de 2016, Ecologistas en Acción hizo público un informe alertando de que en los últimos 25 años el volumen de agua disponible en España se ha reducido en un 20% debido al cambio climático. Lejos de atender a las alarmas, la crisis económica propició que el Gobierno del PP alimentara una burbuja en torno al agua y a la producción agroalimentaria. Los datos oficiales muestran cómo entre 2009 y 2015 las exportaciones en este sector experimentaron una subida inédita en la facturación, de 15.053 a 41.282 millones de euros, aportando las mayores contribuciones positivas a la economía española después del sector del automóvil.

El principal causante de este crecimiento ha sido el sector hortofrutícola, que se sitúa como el primer exportador del mundo en la materia y que es, a su vez, el gran beneficiario del uso del agua en España. La última encuesta del INE sobre los usos del agua por sectores (2014) refleja la absoluta preponderancia del regadío, que emplea el 85,3% del agua disponible, por encima de otros usos como el doméstico, que apenas llega al 12%. Desde la Federación Nacional de Regantes enfatizan que, gracias a la modernización del riego, el sector ha ahorrado más de 2.360 hectómetros cúbicos de agua en el último año. Según Ecologistas en Acción, sería necesario reducir las 4 millones de hectáreas existentes a un máximo de entre 3 y 3,2 millones para poder recuperar un cierto reequilibrio hídrico.

Una de las zonas más afectadas en los últimos tiempos por la extensión del regadío es el Parque Nacional de Doñana. En el mes de noviembre, WWF lanzó la campaña Salva Doñana tras descubrir que hay más de 3.000 hectáreas ilegales de regadío en el entorno del parque que acaparan el agua que no llega al acuífero. Esa desviación ilícita de sus recursos ha provocado una reducción del 80% en la superficie de humedales y de más del 90 por ciento del volumen de las lagunas estacionales poco profundas. “Desgraciadamente, el problema de los pozos ilegales se extiende más allá de Doñana. Estimamos que al menos hay medio millón de pozos ilegales en España. Estos supondrían el consumo medio anual de agua de 58 millones de habitantes, cuando en España convivimos 46 millones”, detalla el responsable de WWF en Doñana, Felipe Fuentelsaz.

Las comunidades abarcan la zona noroeste del parque, con más de 6.000 hectáreas de cultivos ilegales bajo plástico

El principal responsable de la intensa explotación de la zona es el cultivo de la fresa de los regantes de Huelva, cuyas comunidades abarcan la zona noroeste del parque con más de 6.000 hectáreas de cultivos ilegales bajo plástico. La respuesta de la Junta de Andalucía vino de la mano del llamado Plan de la Fresa, que amnistió a aquellos regantes que habían realizado una explotación masiva e ilegal del acuífero con la legalización del 85% de los regadíos. “Con esta actitud, la Junta demuestra que los recursos de Doñana están únicamente al servicio de la producción masiva de alimentos”, denuncia Felipe Fuentelsaz.

Leer más: La voz del sur




Server o