mp900390142

La luz es como el agua

iaguaTotó me preguntó cómo era que la luz se encendía con sólo apretar un botón, y yo no tuve el valor de pensarlo dos veces.

– La luz es como el agua – le contesté: uno abre el grifo, y sale.
Gabriel García Márquez.
Cuando García Márquez escribió este trágico cuento, no estaba pensando en Venezuela, ni en el Guri, se estaba recreando en sus fantasías. Pero para nosotros hay algo de cierto en esa frase porque en nuestro país la energía eléctrica es producida por la fuerza del agua en un 70%. Por eso, cuando las lluvias son frecuentes, podríamos decir que “nadamos en luz”.

Al presentarse en nuestro territorio fenómenos como El Niño, extendiendo el período desequía, las aguas contenidas en el Guri bajan de nivel pues el caudal del Río Caroní, fuente de abastecimiento del embalse, desciende. Es por ello que el 8 de febrero del año 2010, el Estado se vió obligado a crear el Decreto de Estado de Emergencia del Servicio Eléctrico Nacional, No. 7.228, de ahorro energético y apagones programados, ya que la cota de El Guri bajó hasta los 245 metros sobre el nivel del mar, siendo la cota mínima 240 metros.

En la actualidad, las plantas termoeléctricas que existen en el país no están operando de manera óptima o están paralizadas, en vista de la falta de divisas para efectuar las operaciones de mantenimiento, por lo que no están preparadas para atender una posible emergencia nacional, es decir, no tienen la capacidad de cubrir una posible demanda insatisfecha por problemas en El Guri, de acuerdo con un reportaje realizado por Alixel Cabrera para noticias@laverdad.com, el 17 de Septiembre de 2015. También se aluden fallas en los sistemas de transmisión eléctrica.

Leer más: Iagua