Greenpeace urge al Gobierno a “liderar la revolución renovable”

Empresas, organizaciones ecologistas, políticos y sociedad en general conmemoraron ayer el Día Mundial del Medio Ambiente, una jornada en la que Greenpeace recordó al Gobierno español que uno de los mayores retos es el cambio climático y lo urgió a “liderar la revolución renovable y situarse junto a los líderes mundiales para cumplir los objetivos de París”.

Desde 1972, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) celebra cada 5 de junio el Día Mundial del Medio Ambiente, el evento más importante para promover la acción en favor de la naturaleza, y que este año tiene a Canadá como país anfitrión bajo el lema “Conectar a las personas con la naturaleza”, apelando un acercamiento entre hombre y naturaleza. Este año Naciones Unidas ha considerado que la reciente decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de abandonar el acuerdo de cambio climático, “no puede empañar ni frenar la celebración en todo el mundo” y animó a la ciudadanía a realizar actividades globales para promover la conexión con la naturaleza.

El ministerio de Agricultura, Alimentación, Pesca y Medio Ambiente (Mapama) se unió ayer a la conmemoración con el lema “Cuídalo, respétalo, quiérelo”, palabras compartidas por la secretaria de Estado de Medio Ambiente, María García Rodríguez, para quien “el medio ambiente es tarea de todos, afecta a todos y requiere la contribución de todos”.

Los partidos políticos se sumaron también reclamando una nueva relación entre hombre y naturaleza.

El Partido Popular (PP) señaló que “cuidar nuestro planeta es tarea de todos”, mientras que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) demandó “tecnologías más limpias, gestión de residuos y un uso más racional de los recursos naturales”.

En la misma línea se pronunció Equo, que publicó las 10 amenazas ecológicas que a su juicio sufre España, entre las que ha resaltado el cambio climático, que encabeza la lista, la situación de los ecosistemas más amenazados como Doñana, el Mar Menor y la situación crítica de aves y reptiles.

La Unión General de Trabajadores (UGT) exigió al Gobierno que impulse el empleo de calidad para alcanzar, desde el diálogo, un compromiso social por el desarrollo sostenible, que comprenda el crecimiento económico, la cohesión social y la protección medioambiental.

Otras entidades como la Asociación para la Certificación Española Forestal (PEFC) destacaron los más de 2 millones de hectáreas certificadas en España. Asimismo, desde el sector del transporte, la Asociación Internacional de Transporte por Carretera (ASTIC) comunicó que la Unión Europea produce el 10% de las emisiones de CO2 con origen en la actividad humana en el mundo.

Leer más: El Día




Server o