1550212476097k

Canarias exige al Estado el pago de 322 millones pendientes

Dávila sostiene que la prórroga de los PGE es la mejor noticia para el Archipiélago, sobre todo para las infraestructuras educativas e hidráulicas, la pobreza o el agua agrícola.

Ahora no te veo; ahora sí. Como si de un truco de magia se tratara, la devolución al Gobierno de los primeros y, quizás, únicos presupuestos estatales elaborados por el PSOE con Pedro Sánchez en La Moncloa tienen ese efecto positivo en algunas de las partidas para Canarias que habían desaparecido y que, por la prórroga de las cuentas de 2018, inmediatamente volverán a estar, al menos de momento, en el proyecto económico para este 2019. Como lleva diciendo el Gobierno regional desde hace semanas, 322 millones de euros nominados reaparecen de golpe para las Islas, por lo que la conclusión de la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, es bien clara: «Se trata, indudablemente, de la mejor noticia posible para el Archipiélago».

En declaraciones a El Día, Dávila subraya la importancia para las Islas de esta consecuencia de que prosperaran las seis enmiendas a la totalidad del PGE votadas en el Congreso el pasado miércoles, entre las que se encontraba la de su partido (CC). De repente, y hasta que haya nuevo presupuesto para 2019 (si es que lo hay, pues la prórroga de los de 2018 puede durar un año) o para 2020, las reivindicaciones del Ejecutivo autonómico desde hace meses en ámbitos como el agrícola, hidrológico, turístico, educativo o de la pobreza se han disipado ya que, de forma automática, partidas que no se contemplaban ahora sí estarán con esa vuelta a las cuentas del ejercicio previo, las que pactaron CC y NC con el PP.

Entre ellas, y según remarca, la de mayor cuantía es la de 42 millones para infraestructuras educativas. En principio, el Gobierno central los había incluido como subvención, pero no como convenio, que fue lo logrado durante el año anterior. Con la prórroga, el importante matiz, ya que la consejería subraya la relevancia de contar con partidas plurianuales, vuelve a entrar en vigor.

Además, se recuperan los 40 millones para infraestructuras hidráulicas, de los que, según Dávila, solo se habían reconocido 10. Este apartado, además, se vio envuelto en este tiempo en una polémica similar al del dinero para equipamientos docentes, toda vez que el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, Narvay Quintero, firmó en diciembre un protocolo para los próximos 10 años, pero no el convenio, con lo que había surgido también mucha incertidumbre en este ámbito. De momento, vuelven los 40 millones y se reforzarán, asimismo, con otros 10 para obras de depuración de aguas.

En este departamento, a su vez y para satisfacción de regantes y de unos agricultores cada vez más soliviantados con la exclusión, se recuperan también los 8 millones para riego agrario. Una cantidad negociada entre NC y PP, que en 2017 llegó a los 6 millones y que, pese a los compromisos de la delegación del Gobierno y desde el PSC, quedaba aún pendiente de ser traspasada cuando los presupuestos se toparon con el rechazo de la mayoría de diputados en el Congreso.

 

Leer más: El Día