Buenavista espera por la desaladora del campo de golf desde el año 2013

Unas obras indispensables en el depósito de la zona y las discrepancias respecto al precio del agua desalada aún bloquean la incorporación de este recurso a la red pública del municipio

Buenavista del Norte espera abastecerse con agua de la desaladora del campo de golf del municipio desde que lo solicitó en marzo de 2013. Pese a que en 2014 el Cabildo insular anunció las obras que permitirían incorporar a la red pública el agua de esta instalación, la desaladora sigue funcionando a apenas un 20% de su capacidad y el municipio aún no recibe ni un litro de agua desalada.

El alcalde buenavistero, Antonio González Fortes (Sí se Puede), subraya que al entrar este año en el gobierno local, junto a CC, descubrieron que «aún faltan obras en el depósito de la zona para posibilitar el tratamiento indispensable del agua».

«Pensábamos que el depósito que recibe el agua desalada, junto al hotel, ya estaba en condiciones de uso, pero aún falta ejecutar unas obras para el tratamiento y la cloración del agua», lamenta Fortes.

Aparte de esos trabajos pendientes, el ayuntamiento y Buenavista Golf siguen discrepando, desde el año 2017, respecto al precio final del agua desalada. El gobierno local considera que el incremento del precio que se planteó inicialmente desde el Cabildo de Tenerife «no está justificado», y subraya que ese sobrecoste obligaría a «encarecer la factura de agua a los buenavisteros».

El consistorio reclama al Cabildo, vinculado a la propiedad de la desaladora, nuevos estudios de costes y precios del agua desalada.

Leer más – El Día