al-machismo-ni-agua

Al machismo, ni agua

A lo largo de este artículo desarrollo porqué es importante indagar sobre un tema que me lleva rondando un tiempo: el machismo en el sector del agua.

No voy a escudarme en generalidades para poner de manifiesto que este problema existe, y en el mundo hídrico también tiene su muestra particular.

En los años que llevo desempeñando mi trabajo en el sector del agua, la observación me ha llevado a concluir que hay tres tipos de machismo, que podríamos definir como: de datos, a simple vista y en primera persona.

Machismo de datos

Un amplio porcentaje de los trabajadores en las empresas dedicadas al negocio del agua son hombres. Asimismo, éste es un sector con alta presencia ingenieril, ámbito tradicionalmente masculino.

Por otra parte, la mayoría de puestos importantes en estas mismas compañías también están ocupados por hombres, y si lo están por mujeres, es cobrando un sueldo sensiblemente inferior.

Haciendo un repaso a las portadas de los últimos 13 números de iAgua Magazine, encontramos 9 protagonizadas por altOs directivOs frente a 1 portada protagonizada por una mujer

No apoyo la paridad por decreto. Ello iría en contra de la meritocracia, que es lo que debería imperar. Pero los datos son los que son, y están muy lejos de acercarse a algo parejo.

Para ilustrar este caso, replico los números recogidos al respecto en las memorias de sostenibilidad de las tres compañías que lideran el Ranking iAgua.

  • SUEZ: según su Informe de desarrollo sostenible 2015, de 11.943 empleados, hay 9.001 hombres (73,37%) y 2.942 mujeres (24,63%). Los datos corresponden a las empresas del perímetro de consolidación de la compañía, incorporadas por el método de integración global, y a las empresas mixtas gestionadas en España.
  • Aqualia: en base a las cifras del Informe de RSC 2015, el último publicado hasta la fecha, de las 7.764 personas que componen la plantilla de la compañía tan solo el 21,72% son mujeres. Por categorías profesionales, Aqualia cuenta entre sus filas con 46 directivas, por 238 hombres que desempeñan ese rol. La proporción sigue siendo favorable a los hombres entre los técnicos y los operarios, y tan solo en el caso de los administrativos la compañía cuenta con más chicas, 543 por 270 hombres.
  • ACCIONA: según los datos de su memoria sostenibilidad 2015, de un total de empleados que asciende a 32.147, hay 21.263 hombres y 10.884 mujeres (33,86%). Llama la atención este documento refleje también la representación de las mujeres por cargos: en el colectivo de gerentes suponen el 18,80% (331 mujeres), y en el de directivos son 34 mujeres frente a 252 hombres. Además, recoge la brecha salarial, que supone un 11.35% en la categoría de directivos.

Todo ello me lleva a plantearme las siguientes cuestiones: ¿acaso están las mujeres menos cualificadas que los hombres para desempeñar estos puestos? ¿Es que existe una lógica machista detrás de la selección de personal para estos trabajos? ¿No se está teniendo en cuenta la paridad a la hora de contratar?

Aunque estos datos dicen bastante de la baja presencia femenina en el sector, no es necesario “ir a buscar” los números para percatarse del problema. Esto me lleva al siguiente punto.

 

Leer más: Iagua




Server o