pruebas

6.500 pruebas al año para el agua lagunera

descargaLas instalaciones que sirven para suministrar el agua a los laguneros no solo incluyen los grandes depósitos, los nuevos pozos o la red de canalización. Hay otros espacios menos visibles que pasan desapercibidos pero que son determinantes para la salud de los habitantes.
Para controlar la calidad del agua potable, determinar las mezclas que deben hacerse y cuidar el funcionamiento de las depuradoras de residuos, los análisis y controles son –además de obligatorios– completamente necesarios.

Hace aproximadamente dos años, Teidagua instaló sus laboratorios en la zona de Los Majuelos. “Teníamos varios espacios destinados a estos fines, uno en Geneto y otro en la zona del Coromoto”, recordó el concejal responsable del servicio, Javier Abreu. “Decidimos unirlo todo en una instalación más adecuada y bien comunicado”, añadió.

Además de todos los análisis y controles internos, estos laboratorios también trabajan para otras entidades y administraciones públicas. No en vano cuentan con las certificaciones necesarias para avalar ante las administraciones competentes los parámetros de otras organizaciones como empresas privadas, operadoras o ayuntamientos. Muchos de los controles del Hospital Universitario de Canarias (HUC), por ejemplo, se llevan a cabo en las dependencias laguneras. También se presta este tipo de servicios a propietarios de pozos y galerías.

En total, doce municipios de toda Canarias utilizan estas instalaciones y sus servicios. Muchos de ellos lo hacen porque su suministro de agua está en manos de la empresa matriz de la entidad lagunera, Canaragua, pero en otros casos se trata de un servicio externo por el que “evidentemente, recibimos unos ingresos”, matizó el teniente de alcalde.

Los expertos de la empresa mixta lagunera analizan, entre otros, el agua que se bebe en Tacoronte, Arona, El Sauzal y La Orotava. El concejal socialista y los técnicos de Teidagua visitaron recientemente las instalaciones. En las dependencias laguneras se realizaron, el pasado 2014, 6.579 análisis. De estos, 5.015 fueron elaborados para el control interno de los sistemas y recursos laguneros. Para otras empresas o entidades se hicieron 1.566 análisis. De los controles internos, 598 se destinaron a la inspección de las aguas residuales y el resto a temas de abastecimiento.

Por una analítica de las habituales, Teidagua suele cobrar unos 18 euros. No obstante, existen procesos más complejos y laboriosos que pueden costar hasta 25 euros por prueba.

El jefe de estos laboratorios es Victor Rodríguez, que se encargó de mostrar las instalaciones y dar cuenta de la importancia de los controles que llevan a cabo. Una parte importante del trabajo que se realiza en Los Majuelos tiene que ver, además, con el problema del flúor. Ellos son los encargados de determinar cuál es el estado del agua que se adquiere en las galerías del norte de la Isla.

Además, controlan los vertidos que se producen en las redes del alcantarillado. “Esos vertidos cada vez son más contaminantes porque los productos de limpieza, por ejemplo, son más agresivos”, detalló el jefe de los laboratorios. “Los residuos urbanos de nuestras ciudades ya no tienen nada que ver con los de la década de los años 70 u 80 del pasado siglo”, aclaró. Un residuo de este tipo puede acabar con el trabajo que se realiza en una depuradora. Esto se debe a que determinados productos en grandes proporciones, como la lejía, son capaces de fulminar a las bacterias encargadas del tratamiento de las aguas fecales, por ejemplo.

Servicios

Las instalaciones de Los Majuelos se completan además con un almacén de material, un archivo con los documentos no digitalizados, una sección administrativa, garajes, vestuarios y duchas para los trabajadores.

Mientras, los portavoces de Teidagua anunciaron ayer que su servicio de atención telefónica gratuito atendió durante el pasado año más de 85.000 llamadas realizadas por clientes de la empresa mixta encargada de gestionar el servicio público de abastecimiento del municipio. Es un 12% más que el año anterior. Este número de teléfono de línea 900, vigente desde hace varios años, es el primero que se establece en este sector en Canarias.

Fuente: http://www.laopinion.es




Server o