agua_reciclada

40 años de inversión para mejorar la calidad de las aguas europeas

AMBIENTUMLos esfuerzos de la Unión Europea para garantizar unas aguas de baño limpias y sanas comenzaron hace cuarenta años, con la adopción de la primera Directiva sobre las aguas de baño.

El informe anual sobre las aguas de baño, publicado hoy, pone de manifiesto el valor de la legislación y de los años de inversiones en infraestructuras de tratamiento de aguas residuales y otras medidas de reducción de la contaminación. Muestra que la calidad de las aguas de baño ha ido mejorando constantemente a lo largo del tiempo, de manera que en 2015 el 96 % de las zonas de baño controladas en la UE cumplió las normas mínimas de calidad del agua.

El informe anual sobre las aguas de baño de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) y la Comisión Europea evalúa la calidad de las aguas de baño en 2015 e indica las zonas donde se espera que vaya a ser buena en 2016.

El informe recopila los análisis de muestras de aguas tomadas en más de 21 000 zonas de baño costeras e interiores de la UE, Suiza y Albania, e indica si las aguas han sufrido contaminación de origen fecal procedente de las aguas residuales o del ganado.

Si bien el 96 % de las zonas de baño satisface los requisitos mínimos, más del 84 % alcanza el nivel de calidad «excelente», más estricto. Varias grandes ciudades y zonas turísticas como Blackpool, Copenhague y Múnich también están empezando a beneficiarse de las inversiones realizadas para mejorar los sistemas de tratamiento de aguas residuales, lo que se traduce en aguas de baño más limpias en zonas portuarias, zona fluviales urbanas y playas cercanas.

Karmenu Vella, Comisario Europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, ha declarado lo siguiente: «El 96 % de las aguas de baño europeas son de calidad aceptable y el 84 %, excelente. Esto es el resultado de 40 años invirtiendo en infraestructuras del agua y de las aguas residuales. Es un signo de que la legislación europea está funcionando bien. Y es un testimonio perfecto del hecho de que un espacio económico muy evolucionado, como lo es el nuestro, puede producir normas ambientales igualmente elevadas».

Por su parte, Hans Bruyninckx, Director Ejecutivo de la AEMA, ha dicho lo siguiente: «Nuestra evaluación muestra que la calidad de las aguas de baño ha mejorado notablemente con los años. Un número cada vez mayor de aguas de baño no solo satisface los requisitos mínimos, sino que ha mejorado hasta alcanzar niveles de excelencia. En algunas ciudades, los ciudadanos pueden disfrutar del baño incluso en zonas portuarias»

En general, la calidad de las aguas de baño ha ido mejorando con el tiempo. En 1991, el 56 % de las zonas de baño alcanzaba los niveles de calidad más elevados. Ese porcentaje pasó a ser del 87 % en 2015, sobre la base de cerca de 9 600 zonas de baño controladas cada año durante ese período.

Otras conclusiones fundamentales

En 2015, más del 90 % de las zonas de baño de ocho Estados miembros tenía una calidad de agua excelente: Luxemburgo (las 11 zonas de baño declaradas), Chipre (el 99,1 % de las zonas de baño), Malta (el 97,7 %), Grecia (el 97,2 %), Croacia (el 94,2 %), Italia (el 90,6 %), Alemania (el 90,3 %) y Austria (el 90,2 %).

En toda Europa, solo las aguas de 385 zonas de baño fueron consideradas de calidad insuficiente en 2015. El porcentaje de zonas de baño cuya calidad se calificó de «insuficiente» pasó de 1,9 % en 2014 a 1,6 % en 2015.

Leer más: Ambientum




Server o