tolva-chamorro

¿Es una EDAR una fábrica de agua?

iaguaCon motivo del resurgir de la necesidad de reutilizar las aguas residuales regeneradas está volviendo un mantra cuyo daño a la depuración de aguas residuales ha sido y es demoledor.

El mantra es: Una estación depuradora de aguas residuales (EDAR) es una fábrica de aguas.

Con este mantra:

1) Cuando se planifica una EDAR:
  • Solo se habla del agua residual.
  • Lo que importa es la línea de agua.
  • Los costes de operación ni se mencionan.

2) Cuando se diseña:

  • Se diseña muy bien los procesos de depuración de la línea de agua 8tratamiento primario y especialmente el tratamiento biológico).
  • Se minimizan la producción de fangos y se infradimensiona la línea de fangos.

3) Cuando se construye:

  • Los equipos y los volúmenes de la línea de agua no se toca.
  • Se rebaja la producción de fangos.
  • Se sobrevaloran las prestaciones de los equipos de la línea de fangos: especialmente los equipos de deshidratación.

4) Cuando se opera:

  • Solo se controla el agua depurada (en el mejor de los casos con doce analíticas anuales).
  • Los controles analíticos de agua son muy caros.
  • Se abona el servicio por m3 de agua depurada.

El resultado ya lo sabemos:

  • Ríos que no mejoran.
  • EDAR paradas.
  • EDAR con olores.

¿Qué pasaría si la EDAR se concibiese como una fábrica de biosólidos?:

1) Cuando se planifica una EDAR:

  • Lo primero que se hablaría sería de la producción de fangos (Cuantos disgustos ahorraríamos a los alcaldes que se enteran cuando la EDAR se pone en marcha).
  • Lo que importa es la línea de fangos.
  • Los costes de operación, como consecuencia de los costes de disposición de los fangos, empiezan a preguntarse.

2) Cuando se diseña:

  • Lo importante es garantizar que la EDAR tiene capacidad para evacuar los fangos que ha generado la línea de agua.
  • Se realiza una estimación adecuada sobre la producción de fangos en función de las cargas contaminantes.

Leer más: Iagua




Server o