El Tribunal de Cuentas pide mayor rigor al Consejo Insular de Aguas

cabeceraEl Tribunal de Cuentas ha recomendado al Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria un mayor rigor en la tramitación de las fases de preparación y adjudicación de los contratos administrativos que se celebren, y que tengan relación con la producción y distribución de agua, para evitar incidencias en la ejecución y que tengan lugar modificaciones derivadas de deficiencias de dichas fases o que éstas se efectúen al margen de las causas previstas legalmente.

Así lo recoge el ‘Informe de la prestación por las entidades gestoras del servicio de producción y distribución de agua potable en las siete Islas Canarias, periodo 2007-2011: Isla de Gran Canaria’.

En este sentido, para el Tribunal, esto redundará en la mejora de la economía y en la eficacia de la gestión de los recursos públicos destinados a la contratación, así como en beneficio de los principios de igualdad, transparencia y objetividad.

Además, expuso que el Consejo Insular de Aguas debería impulsar ante la Comunidad Autónoma el establecimiento de criterios para la fijación de precios en materia de agua “con el fin de poder determinar precios máximos o de vigilancia especial para las transacciones y transporte de agua en la isla, en la que los precios se determinan en función de la oferta y la demanda en cada momento”.

Del mismo modo, entendió que se deberían implementar sistema de detección de pérdidas de agua que permitan identificar su origen.

Leer más: La Provincia




Server o