Sin agua no hay trabajo

logo-contribEl próximo martes 22 de marzo, como todos los años desde 1993, celebramos el Día Mundial del Agua a propuesta de Naciones Unidas. En torno a esta fecha y durante los próximos días se van a llevar a cabo numerosos actos en todo el mundo. El objetivo prioritario de todos ellos es recordar a la sociedad que, tal y como aprobó la Asamblea General de la ONU, el acceso seguro al agua potable y de saneamiento es un derecho fundamental de las personas.

Un derecho humano que, sin embargo, siguen sin ver cumplido miles de millones de habitantes de diferentes países en amplias regiones del planeta. Convertir ese derecho en universal, seguir trabajando para que todos los habitantes del planeta lo vean reconocido, debería seguir siendo el principal empeño del Día Mundial del Agua.

Pero como reconoce la propia ONU, el agua es también un elemento esencial para avanzar hacia un desarrollo más limpio, sostenible y seguro. Además de recurso básico para la vida, el agua es también la principal herramienta para la reducción de la pobreza y el crecimiento económico de nuestra sociedad.

La práctica totalidad de las actividades económicas que se desarrollan en todos los países dependen del agua, y la mitad de los trabajadores del mundo tienen su empleo en sectores relacionados de manera directa o indirecta con ella. Por eso este año el lema del Día Mundial es ‘Agua y Trabajo‘.

Leer más: El Diario.es




Server o