Siemens-racionalizar-consumos-agua-rentabilidad_EDIIMA20151006_0334_4

Siemens cree que sin racionalizar consumos de agua y luz no hay rentabilidad

nuevoLa presidenta de Siemens España, Rosa García, ha asegurado hoy que las empresas que no racionalizan los consumos de agua y energía no consiguen la rentabilidad suficiente para lograr “esos puntitos de eficacia” que marcan la diferencia.

El Palacio de Exposiciones y Congresos de A Coruña acoge durante toda la jornada el congreso anual de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE) que ha abordado, tras la conferencia inaugural sobre “Recuperación y futuro de la economía española”, la sesión titulada “Energía y agua: el reto de la sostenibilidad”.

García ha incidido en la importancia de compatibilizar en el capítulo de la energía y el agua los puntos de vista “de la responsabilidad y de la empresa”, aunque lo fundamental es que existan “acuerdos mundiales” para dar una respuesta a una problemática global que ahora responde a intereses locales.

Las compañías como la que dirige tienen entre sus labores “ayudar al usuario a racionalizar el consumo” y, en ese sentido, ha argumentado que para las empresas resulta “importante racionalizar el consumo del agua y de la energía”.

El objetivo es “rentabilizar” la empresa y “generar esos puntitos de eficacia para aumentar el salario de los colaboradores, tener más I+D, exportar mejor o pedirle menos dinero al banco” cuando llega un periodo en el que “no se va a poder competir sin I+D+i”.

También Rafael Villaseca, consejero delegado de Gas Natural Fenosa, ha explicado que la energía debe responder a los principios de “sostenibilidad ambiental, eficiencia económica y seguridad de suministro”, algo que “es una novedad” porque hasta ahora la Unión Europea solo se fijaba en el medio ambiente y China se centraba en el coste.

No es optimista Villaseca con respecto a próximos acuerdos porque “China seguirá creciendo en emisiones hasta 2030” y es necesario dar pasos “para preservar el planeta de las emisiones de dióxido de carbono”.

En su intervención, se ha mostrado muy crítico con las políticas intervencionistas en materia energética y ha vaticinado una gran desigualdad entre los precios de la energía en los diferentes territorios según la tecnología que utilicen o las políticas ambientales.

Hasta ahora en España, ha continuado, “el deterioro del factor energía para las empresas ha sido enorme”, y ha asegurado que “mientras la mitad del recibo de la luz no obedezca ni a los costes de generación ni a los costes de distribución y transporte, la factura no puede ser barata”.

“Los costes de subvenciones y de impuestos extraordinarios en el sector” son un estigma, por lo que considera que tendrían que estar en otros capítulos como los Presupuestos Generales del Estado, donde “tendría más sentido que estuvieran los apoyos a las energías renovables”.

De cara al futuro ha expresado su deseo de que no se repitan errores del pasado, como el déficit de tarifa, y no se acaben “creando problemas similares”: “Espero que aprendamos la lección, que ha sido muy dura para España”.

John M. Scott, presidente de KPMG en España y moderador de esta mesa, ha recordado que “los países en desarrollo tienen el gran reto de llevar agua y energía a donde hay escasez”, en especial cuando las previsiones son de un importante aumento de la demanda en ambos capítulos en los próximos veinticinco años.

Ha destacado que “no se puede descuidar la infraestructura básica de la economía y la sociedad” y ha subrayado la importancia de encontrar soluciones en un contexto de “necesidad de invertir con cierta seguridad”.

Ángel Simón, presidente ejecutivo del Grupo Agbar, ha incidido en que “todavía hay novecientos millones de personas sin acceso a agua potable” y “2.500 millones sin acceso a sanidad”, por lo que “queda por avanzar muchísimo en temas muy elementales” como este.

Fuente: http://www.eldiario.es/




Server o