1542262396073k

Los comuneros de agua podrán deducirse los gastos de electricidad

El nuevo REF aclara que las cuotas que pagan los miembros de las comunidades son deducibles fiscalmente y termina con la «inseguridad jurídica» que reinaba hasta ahora.

Las comunidades de agua de Tenerife y La Palma están «felices» ante el «éxito» que supone que el nuevo Régimen Económico y Fiscal (REF) aclare que los gastos que abonan los comuneros en concepto de cuotas son deducibles fiscalmente. El presidente de la Cámara Insular de Aguas de Tenerife, Felipe González, destacó ayer el «trabajo realizado» por las dos organizaciones -«hemos negociado duramente», dijo- para que el fuero canario despeje la «inseguridad legal» que pesaba sobre el sector hasta el momento.

En una reunión que congregó a comuneros y medios de comunicación, la Cámara precisó que el tratamiento fiscal que debía darse a los rendimientos del agua y la deducibilidad de los gastos necesarios para la actividad -los de electricidad, en concreto- estaban sometidos a la «interpretación» de las administraciones al no estar ambos aspectos especificados en la normativa. De este modo, en unos lugares se deducían las cuotas y en otros no.

Ahora, ese «vacío legal» ha desaparecido. El REF vigente desde el pasado 7 de noviembre cataloga como actividad económica la renta obtenida por los comuneros que transmiten el agua a terceros y como rendimiento de capital inmobiliario la que procede del arrendamiento de aguas. En ambos casos tendrán la consideración de gasto deducible las cuotas satisfechas a la comunidad.

Según González, era una «injusticia» que se obligara a tributar por los gastos de la actividad, cuando estos por lo general son deducibles. En el caso del alumbramiento de aguas, la extracción de los pozos obliga a abonar unas facturas eléctricas que «crecen de manera insospechada», señaló el presidente de la entidad. Los primeros contactos con la Dirección General de Tributos del Ministerio de Hacienda estuvieron marcados por una cierta incomprensión -relató González-, pero finalmente la situación se ha resuelto, gracias a la «pedagogía» -en palabras del secretario de la Cámara, Carlos Acevedo- y a la presentación de una enmienda del PP que fue apoyada por CC, PSOE y NC.

Josefa Pérez, representante de la Cámara de La Palma, indicó que «muchos propietarios dejaron la actividad de su pozo» con el encarecimiento de los gastos energéticos y la imposibilidad de deducírselos. «Ahora se están programando y actualizando infraestructuras para poder elevar el agua», celebró Pérez.

Superado este «reto», ahora se trata de garantizar que lo plasmado en la ley del REF se cumple. Para ello, la Cámara de Tenerife tiene previsto celebrar unas jornadas para los profesionales con el objeto de «abordar lo que supone y cómo actuar», avanzó Acevedo.

El nuevo REF también establece un sistema de compensación que deberá recogerse cada año en los presupuestos generales del Estado para que el precio del agua desalinizada regenerada o reutilizada se sitúe en niveles similares a los del conjunto del país y para asegurar la moderación de los precios del agua de consumo agrario procedente de pozos y galerías.

 

Leer más: El Día