imagen-balsa

Las últimas lluvias llenan las balsas de la Isla hasta el 66% de su capacidad

cabeceraLa situación de los balsas tinerfeños ha cambiado de forma radical en los últimos meses. La lluvia y la nieve registradas en el inicio de esta primavera han permitido recuperar los niveles de las instalaciones de la Isla que se encontraban bajo mínimos después de soportar una atípica sequía durante el invierno. Los embalses se mantienen ahora, al 66% de su capacidad, casi 20 puntos por encima de su situación al cierre del 2015 y diez puntos más de lo que marcaban en febrero. Se trata de un volumen de 3,3 millones de metros cúbicos que garantiza el suministro y el riego para el comienzo de verano.

Así lo apunta el gerente de la empresa Balsas de Tenerife (Balten), que recoge estos datos, Escolástico Aguiar, quien detalla que las cifras del mes de abril “son muy buenas”. “Después de las malas perspectivas de principios de año, la situación, por suerte, ha cambiado drásticamente”, señala el especialista. En este sentido, Aguiar explica que este volumen podría, incluso, mejorar gracias a la humedad que se está registrando este mes. “Si el tiempo continúa así las previsiones serán muy positivas de cara al verano”, añade el gerente.

Por zonas, las 16 instalaciones del Norte figuran en ese balance al 75% de su nivel de llenado total, con alrededor de unos 2,6 millones de metros cúbicos. De ellas, tres se encuentran completas. Son las de Montaña Taco y El Palmar, en Buenavista del Norte, y la de La Cruz Santa, en el municipio de Los Realejos. “Las tres balsas mayores, como son las de Buenavista, Los Realejos y Tegueste (esta última al 72% de su capacidad) presentan buenos resultados lo que es un gran indicador de la situación global de la Isla”, puntualiza Aguiar.

Leer más: La Opinión de Tenerife




Server o