18974693Master

La falta de riego en Tejina obliga a desalar agua en Valle de Guerra

Asaga, Balten y el Cabildo analizan la situación de la Isla después de meses con escasas precipitaciones.

El déficit de agua de riego en la Comarca Nordeste de La Laguna debido a la falta de precipitaciones obligará a Balsas de Tenerife (Balten) a llevar a cabo la desalinización de agua regenerada para dedicarla al cultivo de la zona en la EDAR de Valle de Guerra. El objetivo de estas y otras acciones propuestas es, en última instancia, depender cada vez menos de aguas blancas para el riego. En este sentido, la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Asaga), Balten y el Cabildo de Tenerife han mantenido varios encuentros en los últimos meses para buscar soluciones que contribuyan a paliar esta situación.

Este problema de la Comarca Nordeste de La Laguna debido a la falta de precipitaciones durante el pasado otoño e invierno también se repite en la Isla Baja y en Vilaflor, que son zonas con mayores necesidades hídricas en estos momentos. Por todo ello, se hace necesario poner en marcha, de manera urgente, medidas que contribuyan a evitar las restricciones durante el periodo estival, una situación que ya se produjo el pasado año y que puso en peligro la viabilidad de muchos cultivos, así como la rentabilidad de los agricultores.

El secretario general de Asaga, Javier Gutiérrez, afirmó ayer que «la situación, tanto en el norte como el sur, es preocupante desde el pasado mes de octubre». «A estas alturas del año ya no podemos esperar que llueva mucho más, por lo que no contamos con la posibilidad de que se recarguen», indicó, y consideró que «la situación es crítica» en estos tres puntos de la Isla. Ante la posibilidad de que vaya a peor, los agentes implicados han decidido iniciar una ronda de reuniones, con las que «esperamos poder encontrar soluciones entre mayo y junio porque, si en julio no ha cambiado la situación, es muy posible que se tengan que llevar a cabo restricciones», relató el secretario general.

En el caso de la Comarca Nordeste de La Laguna, la mayor parte de esta zona se abastece de la balsa de Valle Molina, que a fecha de 1 de abril se encontraba al 37% de su capacidad. De este modo, la solución que se propone es la puesta en marcha de la red de distribución en Tejina ?donde se ubican cerca de 900 hectáreas de cultivo?, que se abastece de agua regenerada de la EDAR de Valle de Guerra. Javier Gutiérrez recordó que será la primera vez que Balten llevará a cabo este proceso en la planta lagunera. Y es que esta EDAR cuenta con una de las tecnologías más avanzadas en materia de desalación y regeneración mediante el uso de membranas de ultrafiltración que garantiza la máxima calidad para el riego de vegetales de consumo en fresco.

Leer más – El Día