agricultura-inicia-1

La agricultura inicia su cruzada en Europa contra el recorte de ayudas

El Gobierno canario y representantes del sector se desplazan desde mañana a Bruselas

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, y el sector primario de las Islas rechazan el recorte del 3,9% que puede sufrir el Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias (Posei) en el presupuesto de la Unión Europea (UE) a partir de 2020. Para mostrar su descontento, Quintero, acompañado por el viceconsejero del Sector Primario, Abel Morales, y una representación de agricultores y ganaderos viajará a Bruselas para reunirse el lunes y el martes con eurodiputados y comisarios europeos.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias recordó ayer que la posición de las asociaciones que representan a los profesionales del sector primario de las islas quedó reflejada el pasado 8 de junio en un documento en el que de manera unánime muestran su rechazo a esta propuesta. Dicho documento, firmado por representantes de Asaga, COAG Canarias, Asocan, Palca, UPA, ASPA, Asprocan, Fedex, consejos reguladores de vinos, representantes de los subsectores ovino-caprino, vacuno, avícola y porcino, entre otros, pide que no se aplique dicha reducción porque va en contra del artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la UE.

El recorte «podría generar un negativo impacto en el sector agrario de las regiones ultraperiféricas, con la consiguiente degradación de la cohesión territorial y las condiciones económicas y sociales de las zonas rurales», agrega.

Narvay Quintero afirmó que esta propuesta es contraria a las propias afirmaciones de los responsables de la Comisión Europea y de los estados miembros. Así, recordó que los ministros de Agricultura de los tres países con regiones ultraperiféricas (RUP), España, Francia y Portugal, se comprometieron en enero en Canarias a luchar para evitar que el posible recorte afecte al Archipiélago y el resto de RUP.

 

Leer más: La Opinión de Tenerife