afoto1

Israel reutiliza el 90% del agua residual ya depurada para usos agrícolas

Este país del Oriente Medio, condicionado por una falta endémica de recursos hídricos y que se agrava por la elevada densidad de población y ante la necesidad de garantizar el riego para una agricultura intensiva, ha tenido que recurrir a nuevas tecnologías para garantizar el abastecimiento de agua para la mayoría de sus demandas.

La pluviometría oscila entre los 800 litros/año al norte y los 25 litros/año en el sur

En 2001, la superficie para cultivos en esta nación era de unos 4.200 km2, una cifra que triplica el terreno arable que había en 1948. Esto ha provocado que actualmente, el 90% del agua depurada se reutilice para usos agrícolas. Hay incluso algunas fuentes que aseguran que para este año se puede llegar al 100%.

Por lo que respecta al tratamiento de agua a través deterciarios, un 50% del agua depurada pasa por estas instalaciones.

Control de cerca de 40 parámetros

Para garantizar la calidad del agua usada para el riego, se analizan un total de 36 parámetros para garantizar la salud pública, la preservación cualitativa del suelo, así como consideraciones hidrogeológicas y para la flora. Todo esto a partir de las 500 instalaciones de saneamiento que existen en el país.

Después de IsraelEspaña y Singapurson los países que más agua reutilizan

El paradigma: la planta de depuración de Shafdan

Esta instalación recoge las aguas residuales de una de las zonas más densamente pobladas de Israel, concretamente la conurbación de Tel Aviv, mediante una red de colectores en alta de más de 70 kilómetros. El agua tratada en esta planta (alrededor de 130 millones de metros cúbicos), se infiltra en un acuífero y después se extrae para la irrigación de campos en Negev (el 70% de la actividad agrícola en esta región se satisface con agua regenerada).

 

Leer más: Iagua




Server o