principal-problema

El principal problema de la Isla, las pérdidas en las redes municipales

eldia

Dávara, del Consejo Insular, señala que el sistema hídrico cuenta con las reservas para garantizar el consumo humano y el riego

El sistema hídrico de Tenerife cuenta con reservas de agua suficientes para garantizar el consumo en los hogares y el campo, según asegura el Cabildo tinerfeño. A pesar de que los niveles de precipitaciones han ido decreciendo en los últimos años, la Isla cuenta con otro tipo de recursos para evitar la escasez, según explica el gerente del Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF), Javier Dávara, quien considera que el llamamiento realizado por los ayuntamientos del noroeste para solicitar a sus vecinos un uso racional de agua, ante el riesgo de que se tengan que realizar cortes de suministro, se debe más las pérdidas de las redes municipales que a la escasez de este recurso.

«El problema no está en la falta de agua sino en las pérdidas que se producen en la red debido a las fugas», expone. Dávara asegura que son precisamente estos siete municipios del noroeste los que pierden más agua en sus tuberías, según un estudio realizado por el CIATF, que determinó que en algunos lugares podía llegar a desaparecer hasta un 60% de la que entraba en la red. «La solución no es poner más agua en el sistema sino hacer un esfuerzo porque las pérdidas sean menores», resalta.

Dávara asegura que Tenerife, a diferencia de otros territorios, «no depende tanto de la lluvia», ya que puede extraer este recurso de galerías y pozos que a corto plazo no notan esa bajada de precipitaciones. A pesar de que en los años anteriores se han registrado menos lluvias, «se sigue extrayendo la misma agua que en 2019».

Además, recalca que la Isla cada vez depende más del agua producida en las desaladoras y depuradoras, en este último caso para destinarla al riego agrícola. Afirma que la menor generación de agua en galerías y pozos, que pueden comenzar a sufrir a largo plazo las consecuencias de la falta de lluvia, se verá compensada con la mayor producción de desaladoras y depuradoras. De hecho, a finales del año pasado, Tenerife batió un récord de producción de agua desalada: 40 piscinas olímpicas cada día; es decir, 100.000 metros cúbicos.

Leer más – El Día