97d40450-ab65-4123-bcce-fe7df18b3941_16-9-discover-aspect-ratio_default_0

El Presupuesto regional consigna 5,2 millones para la Balsa de Vicario y 960.000 euros para el control de pérdidas en las redes de La Palma

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias contará con un presupuesto global de más de 164 millones de euros.

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, que dirige José Antonio Valbuena, presentó el pasado viernes en el Parlamento de Canarias su proyecto de presupuestos para el próximo ejercicio 2021, que contemplan una partida global de 164.440.908 euros, lo que supone un aumento del 17,08 % con respecto al presente año, indica en una nota de prensa. En materia de gestión hidrológica,  se consignarán fondos para proyectos “tan importantes como la Balsa de Vicario de La Palma (5,2 millones de euros), la mejora del saneamiento de El Cotillo (unos dos millones de euros), el saneamiento y depuración de vertidos en La Graciosa (1 millón de euros); la desalación en La Gomera (1 millón de euros); o el control de pérdidas en las redes de El Hierro (300.000 euros) y La Palma (968.510 euros), entre otros».

La Consejería, se señala en la nota, se ha marcado para esta legislatura la aprobación de cuatro textos normativos, como son la Ley de Canaria de Cambio Climático y Transición Energética, la Ley de Economía Circular, la Ley de Biodiversidad y Patrimonio Natural y la revisión de la Ley del Suelo, que pasará a llamarse Ley del Territorio. Este ecosistema de leyes, explica, se acompañará de la Estrategia de Acción Climática, el Plan de Acción contra el Cambio Climático, el Plan de Transición Energética de Canarias y la Estrategia de Transición Justa, en los que también se encuentra trabajando el Área regional.

José Antonio Valbuena detalló que su Consejería, en lo que se refiere a fondos para el cambio climático, dedicará 13,5 millones de euros a la línea de financiación específica que se inició en 2020 para implantar medidas de adaptación y mitigación contra los efectos de este fenómeno en las Islas.

Leer más – El Diario