El nivel de las balsas tinerfeñas aumenta gracias a las lluvias de la pasada semana

cabeceraEl nivel de las balsas ha aumentado en el último mes y medio en un 5% gracias a las abundantes lluvias que se dieron la pasada semana. Estos datos se recogen de la última actualización de Balten (Balsas de Tenerife), donde según las cifras de ayer, las 22 balsas pertenecientes al Cabildo se encuentran al 56% de su capacidad, mientras que el pasado día 11 de enero, cuando se contabilizó el anterior registro, se situaban al 51% de su llenado.

La balsa de San Isidro, en Granadilla, es una de las que más aumentó el nivel en este periodo, al pasar de un 34% al 85% actual, pero en las instalaciones del Norte también se produjeron cuantiosos aumentos, como en la balsa de Ravelo, en Buenavista, que se encuentra al 64%, frente al 23% que tenía el pasado mes. Por ahora, la única instalación que se encuentra al máximo de su capacidad es la balsa de El Palmar, en Buenavista, aunque apenas cuenta con una capacidad de 16.589 metros cúbicos. La siguen porcentualmente las instalaciones de El Boquerón (La Laguna), al 93% de su capacidad, y La Cruz Santa (Los Realejos), al 90%.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jesús Morales, hizo este miércoles una valoración positiva de la lluvia caída estos días, ya que, además de aumentar el nivel de las balsas por sí misma, ha permitido que los agricultores, e incluso algunos ayuntamientos, tengan excedentes de agua que también se depositan en estas instalaciones.

Por lo que resaltó que “el llenado de balsas no solo es por los tomaderos o la compra de agua, sino que también se favorece por el excedentes de las aguas”. En términos generales, Morales destaca que “es positivo que haya llovido por cultivos como la papa”. Así, manifestó que en estos casos, “ha llegado en el momento oportuno, porque va a permitir que los cultivos de secano se puedan salvar, al menos de momento”. Además, señaló que, con las lluvias que han caído, “la previsión es que al menos hasta mayo los agricultores podrán tener cierta tranquilidad, aunque lo lógico y necesario es que vuelva a llover para tener más garantías”.

Leer más: La Opinión de Tenerife




Server o