fotonoticia_20150609163405_644

El Macizo de Anaga, nombrado Reserva de la Biosfera de la Unesco

descargaEspaña cuenta desde hoy con dos nuevas Reservas de la Biosfera, el Macizo de Anaga, en Tenerife, y la Meseta Ibérica, transfronteriza presentada junto con Portugal, ambas aprobadas por el Consejo Internacional que coordina el programa de la Unesco sobre el Hombre y la Biosfera (MAB).

Eran las dos propuestas que se habían preparado en España para la reunión de esta instancia de la Unesco, que entre el 8 y el 12 de junio examina este año 26 candidaturas presentadas por 19 países.

La Reserva de la Biosfera del Macizo de Anaga, en Tenerife, se extiende por una superficie de 48.727,6 hectáreas terrestres y marinas, mientras que la de la Meseta Ibérica engloba una superficie de 1,13 millones de hectáreas que ocupa el parque natural Arribes del Duero en las provincias de Salamanca y de Zamora.

Situada al nordeste de la isla, la primera Reserva de la Biosfera tinerfeña alberga especies animales muy diversas, reptiles en particular, pero también aves y peces, así como unas 1.900 clases de invertebrados, resaltó la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El Macizo de Anaga es también muy valioso desde el punto de vista geológico, por ser una de las formaciones más antiguas del relieve insular, cuyas rocas en algunos casos tienen entre siete y nueve millones de años de edad.

Los diferentes periodos geológicos que se sucedieron en la isla registraron en ese lugar varios importantes ciclos de actividad volcánica, que produjeron un imponente mosaico de formaciones geológicas y geomorfológicas.

La Unesco precisó que su población permanente asciende a alrededor de 22.000 personas, que se dedican principalmente a la agricultura, la ganadería el cuidado de cabras, en especial), la pesca y la conservación y repoblación de zonas forestales.

Con este macizo, el archipiélago de las Canarias completa un vacío, ya que cada una de las siete islas que lo componen, salvo Tenerife, contaba con una Reserva de Biosfera.

En cuanto a la transfronteriza de la Meseta Ibérica, además de Salamanca y Zamora, se extiende por las comarcas portuguesas de Tierra Caliente y Tierra Fría de la región de Trás-os-Montes, indicó la Unesco.

La zona registra alturas que oscilan entre los 100 y los 2.000 metros por encima del nivel del mar.

Alberga numerosas especies animales tan emblemáticas como la cigüeña negra (Ciconia nigra), el abanto (Neophron pernocpterus), el águila perdicera (Aquila fasciata), el búho real (Bubo bubo), la nutria europea (Lutra lutra) y el lobo ibérico (Canis lupus signatus).

La Unesco precisó que unas 300.000 personas viven de manera permanente en estos parajes transfronterizos, que poseen igualmente un rico patrimonio cultural de vestigios y construcciones de la época romana y de la Edad Media.

España, segundo país del mundo después de EEUU con mayor número de Reservas de la Biosfera, pasa a tener en esta red mundial 49 sitios, que gestiona el Organismo Autónomo de Parques Nacionales.

Las otras candidaturas examinadas por el consejo en 2015 fueron elaboradas año por Argentina, Bolivia, México, Honduras, Argelia, China, Etiopía, Francia, Rusia, India, Indonesia, Irán, Italia, Kazajistán, Myanmar, Portugal, Sudáfrica y Vietnam.

Las Reservas de la Biosfera son sitios que comprenden ecosistemas terrestres, marinos o costeros donde, en concertación con la población local, se experimentan prácticas innovadoras que concilian la conservación de la biodiversidad y su uso sostenible, subraya la Unesco en un comunicado.

Hasta hoy, había en el mundo 631 reservas repartidas en 119 países, catorce de ellas transfronterizas.

Fuente: http://www.laopinion.es




Server o