1545290624112k

El campo exige la compensación para «el agua más cara de Europa»

Las organizaciones agrarias advierten de que los 8 millones para riego se perderán si el Estado no los transfiere antes de enero Piden «contundencia» al Gobierno canario.

Poco más de diez días, los que restan para que concluya el año, son los que separan al sector primario de las Islas de quedarse sin los 8 millones de euros dirigidos a compensar el sobrecoste del agua de riego comprometidos en los presupuestos generales del Estado de 2018. Las organizaciones agrarias -Asaga, COAG, Asprocan y Palca- mostraron ayer su extrañeza, y también su indignación, ante el retraso de este ingreso, cuyas motivaciones intuyen que tienen que ver con la política, y destacaron que el agua con la que se riegan los cultivos en Canarias es «la más cara de Europa».

«En la Península tienen los ríos y los lagos. Nosotros tenemos que sacarla debajo de la tierra», explicó Ángela Delgado, presidenta de Asaga, quien insistió en que los agricultores canarios pagan por el recurso hídrico los precios más elevados del continente. «Pagamos el doble que en el Levante español», coincidió su homólogo de COAG-Canarias, Rafael Hernández.

Por parte de Asprocan, la asociación de productores de plátano, su presidente, Domingo Martín, recordó que los gastos hídricos representan el 20% del total de la producción y son los más cuantiosos tras los de personal, mientras que Amable del Corral, presidente de Palca, cifró en casi 29.000 la superficie regada en el Archipiélago -un 70% del total de la superficie de cultivo- y señaló que los costes para extraer o elevar agua se encuentran en «una espiral creciente».

Los 8 millones de euros contemplados en los presupuestos del Estado de este año se orientan, precisamente, a sufragar una parte de estos gastos. Las cuentas estatales llevan dos ejercicios consecutivos incorporando estas partidas -la de 2017 fue de seis millones- y, además, la reforma del Régimen Económico y Fiscal (REF), aprobada a mediados de este año, recoge la obligación de que los presupuestos incluyan anualmente un sistema de compensación que modere los precios del agua desalinizada, depurada o extraída de pozos y galerías.

Los fondos para esta actuación correspondían al Ministerio de Agricultura hasta que la reorganización del Gobierno central tras la moción de censura que sacó del Ejecutivo al PP e instaló en él al PSOE los ha hecho depender del de Transición Ecológica.

La presidenta de Asaga admitió que para el sector estos problemas han supuesto «una decepción muy grande» y abrió la puerta a llevar el asunto a los tribunales si finalmente no llegan los 8 millones. «Los presupuestos son una ley, y con esto no se puede jugar», dijo Delgado.

«No entendemos cómo el PSOE da la espalda así a la agricultura canaria», afirmó un indignado Rafael Hernández, para quien la actuación del Ejecutivo central es «deliberada». «Hemos exigido al Gobierno de Canarias que sea contundente», añadió el presidente de COAG-Canarias.

Leer más: El Día