teresa-ribera_comparecencia

El agua, uno de los principales ejes de la adaptación al cambio climático fijados por el Gobierno

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha comparecido en el Congreso de los Diputados para explicar las líneas de acción prioritarias de su departamento e informar sobre el impacto y las medidas previstas ante la borrasca ‘Gloria’.

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha comparecido en el Congreso para explicar las líneas de acción prioritarias de su departamento e informar sobre el impacto y medidas previstas tras la borrasca «Gloria».

Ribera ha desgranado las prioridades del Gobierno en materia energética, medioambiental y reto demográfico, cuyo eje transversal será la sostenibilidad, la lucha contra el cambio climático —con una economía descarbonizada y resiliente al cambio climático—, la corrección de desequilibrios y la exigencia de poner a las personas en el centro de la transición energética, con especial atención a los consumidores y trabajadores más vulnerables. “Liderar la mitigación y la adaptación al cambio climático convertirá nuestra acción en una gran oportunidad para el progreso de nuestro país”, ha dicho Ribera.

Nueva red de vigilancia meteorológica

Las primeras actuaciones vendrán marcadas por la Declaración de Emergencia Climática que el Gobierno aprobó el pasado 21 de enero, y que establece el compromiso de sacar adelante un paquete de 30 medidas, cinco de ellas en los primeros cien días: remitir al Parlamento el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, aprobar el II Plan de Adaptación al Cambio Climático, definir la senda de descarbonización a largo plazo para asegurar la neutralidad climática en 2050, crear la Asamblea Ciudadana del Cambio Climático, que incluirá la participación de los jóvenes, e impulsar la transformación del modelo industrial y del sector servicios a través de Convenios de Transición Justa y de medidas de acompañamiento.

Anticiparse a la variabilidad del clima y a la emergencia climática y poder dar respuesta a eventos extremos exige, asimismo, aumentar la cooperación internacional, reforzar la observación y mejorar e incrementar las inversiones en los servicios meteorológicos. Por ello, Ribera anunció la puesta en marcha de una Red de Vigilancia Meteorológica para reforzar respuesta a situaciones de emergencia,  a la que acompañará la creación de un Centro Regional del Mediterráneo y un Centro de Meteorología y Climatología Subtropical.

Leer más – iAgua