Cuatro frases para resolver el problema del agua en España

descargaCuatro son las frases que PSOE-C´s dedican al problema del agua en España en el acuerdo que firmaron el pasado miércoles para la votación de investidura del candidato Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno. Con cuatro frases escuetas y vacías pretenden salir del paso al que es uno de los asuntos más relevantes que preocupa a los murcianos, que vivimos una de las sequías más graves de la historia, y que tenemos un déficit de recursos hídricos de 400 hm3 anuales. Esas cuatro frases vacuas nos hacen llegar a una primera conclusión: ese acuerdo adolece de una enorme vaguedad en lo relativo al agua. Es un acuerdo carente de compromiso y de respuestas a los problemas en nuestra Región.

Lo escueto de los compromisos y propuestas del acuerdo lo definen por sí solo. PSOE-C´s obvian un derecho ya existente entre los ciudadanos con un enunciado fácil y vacío. ¿Qué significa garantizar el derecho al agua de buena calidad con un ´mínimo vital´? ¿Acaso los españoles carecen de ese derecho? Si hablamos del suministro de agua potable€, ¿se va a eliminar una competencia municipal para trasladársela al Gobierno de la nación? ¿Los municipios no satisfacen ese derecho ya a los españoles? ¿Estamos hablando de un precio subvencionado? En ese caso€, ¿quién paga ese agua a los ayuntamientos?

El acuerdo también habla del saneamiento y devolución a los cauces naturales respetando la calidad ambiental. El PP se suma a esta iniciativa, pero hay que recordar que se debe impulsar esencialmente en las comunidades de Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha, donde gobiernos socialistas, apoyados en algún caso por C´s siguen sin acometer esa obligación, competencia de las comunidades y que está provocando expedientes sancionadores por incumplimiento de los compromisos con la Unión Europea al resto de los españoles.

También nos felicitamos de que esto sea un compromiso estrella del acuerdo, sobre todo ante el hecho de que en la Región de Murcia cumplimos muy sobradamente la Directiva Europea en materia de saneamiento y depuración de aguas residuales. El acuerdo suscrito entre PSOE y C´s propone algo que en la Región de Murcia ya cumplimos escrupulosamente desde hace años porque los gobiernos responsables del PP se han dedicado a trabajar y a ofrecer soluciones a los murcianos.

Más sorprendente es aún que el PSOE plantee la necesidad de buscar mecanismos para facilitar el agua desalada a precios asequibles. Solamente Pedro Antonio Sánchez, el presidente de esta Comunidad, ha conseguido lo que parecía imposible: abaratar el precio del agua desalada, y sigue trabajando para que la desalación tenga un precio estructural. Es evidente que se trata de la constatación más evidente del fracaso de su política de impulso desordenado y sin consenso de la desalación. Esta política nos ha llevado a la grave situación en la que nos encontramos en el sureste español, donde se impuso una derogación del trasvase del Ebro y su errónea sustitución por desaladoras no ha resuelto el déficit de la cuenca, y además han provocado nuevos problemas de gestión.

Resulta especialmente interesante lo que exponen en su propuesta de «otorgar especial prioridad a los territorios afectados por la sequía». En Murcia nos encontramos en un territorio afectado no solo por las sequías, sino deficitario en recursos que permitan atender las demandas de agua y los objetivos de la Directiva Marco de Agua, en cuanto al buen estado cuantitativo de las masas de agua. Surgen muchas dudas al leer ese acuerdo, por ejemplo: ¿en qué se materializa esa especial prioridad? ¿Se va a realizar algún trasvase? Parece ser que no, porque esa palabra, que es tabú en la política hidráulica socialista, ni siquiera aparece.

Leer más: La Opinión de Murcia




Server o