Primario-Soberania-Alimentaria-Consejo-Henriquez_EDIIMA20170321_0598_19

El Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria comienza a incorporar energías renovables

El Plan Renovagua permitirá dejar de verter 17.000 tm de Co2, evita importar más de 4.700 toneladas de petróleo y genera un ahorro en la factura de dos millones de euros

 

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, presentó este martes el Plan Renovagua  que, con una inversión de más de 18 millones de euros, implantará el uso de energías renovables en 26 instalaciones del Consejo Insular de Aguas para dejar de emitir 17.423 toneladas de Co2 a la atmósfera y dejar de importar 4.700 toneladas de petróleo y, con todo, ahorrar más de 2 millones de euros al año.

Con motivo del Día Mundial del Agua, Antonio Morales anunció que este proyecto reducirá un 40% el consumo de energías fósiles en instalaciones insulares relacionadas con la desalación, depuración y reutilización del agua gracias al uso de paneles solares, molinos de viento o aerogeneradores y minihidráulicas.

“Renovagua defiende el concepto integrador de Gran Canaria como ecoisla”, que es una apuesta por la protección del territorio y el paisaje, las energías limpias y “la potenciación del mundo rural que mantiene viva la identidad de la isla, la sostenibilidad social, económica y medioambiental, la eficiencia y el ahorro en energía y agua, el turismo verde y la protección de la biodiversidad”.

Para preparar esta estrategia, explicó el consejero de Sector Primario y Soberanía Alimentaria, Miguel Hidalgo, el Cabildo encargó al Instituto Tecnológico de Canarias un estudio en las 143 instalaciones del Consejo Insular de Aguas que determinó  que  26 de ellas, que suponen el 86% del consumo energético total, son aptas para ser gestionadas con energía limpias.

El consumo energético del Consejo Insular de Aguas es de 7 millones anuales que representa el 5,3% de la energía eléctrica que hay en la red, que equivale al consumo de  17.000 viviendas de una población de 51.000 habitantes.

El Día Mundial del Agua se celebra para llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos, cada año la ONU destaca un aspecto y en esta ocasión el lema es: “Aguas residuales, ¿por qué desperdiciar agua?”, recordó el gerente del Consejo Insular del Agua de Gran Canaria, Gerardo Henríquez.



El agua residual es una oportunidad, prosiguió, ya que  puede ser una base para la conformación del paisaje, la recuperación de infraestructuras en desuso y para revalorización sus productos, como es el uso de lodos como fertilizantes en agricultura y cómo la depuración puede crear biomasa para ser reutiliza en usos forestales, jardinería y en la agricultura.

Leer más: El Diario.es




Server o