Blanco asegura que la gestión privada propició el ahorro de agua

descarga (1)Pascual Blanco, en su calidad de presidente de la Comisión Mixta que tiene por misión el seguimiento y control del contrato vinculante del Ciclo Integral del Agua, compareció ayer ante los medios de comunicación para dar cuenta de los datos correspondientes a la memoria anual del año 2014.
En el capítulo correspondiente a los gastos, Blanco informó que la empresa Aqualia, responsable de la ejecución del contrato, «ha tenido unos gastos superiores 1,5 millones de euros, una cantidad muy similar a la de los ingresos, una cuestión contractual y que pasado el tiempo, con la llamada cuota de retorno, la empresa amortizará estas inversiones».
Blanco destacó que «de no haber privatizado el servicio, el Ayuntamiento se habría visto abocado a unas inversiones insoportables que superarían con creces el millón y medio de euros».
Las reparaciones efectuadas en la red de aguas, en 2014, asciende a 528.196 euros. En esta cantidad  se incluye la reparación del sondeo ubicado en el Parramón, el sondeo Zucaña dos, y la limpieza de los depósitos, el de la población y el ubicado en Cuesta Castilla «una actuación de limpieza, prácticamente desconocida y que hacía muchos años que no se hacía y que ha sido una exigencia por parte de Sanidad», dijo.
Para Pascual Blanco, uno de los datos más significativos de la memoria de la Comisión Mixta del Agua es el «enorme» ahorro que la gestión privada del agua ha producido al municipio.
Indicó Blanco respecto a este tema que, «el ahorro producido en la extracción de las aguas del subsuelo en los años 2013 y 2014 ha sido brutal. Hasta el día de hoy, las extracciones de agua en los dos años han descendido en 630.444 metros cúbicos. De ellos, 261.234 en el año 2013, y  369.210 en el año 2014.
Este ahorro que supone para hacerse una idea, el consumo de la ciudad de Almansa durante cuatro meses, o también,  la cantidad de agua que cabe en más de 1.000 piscinas cubiertas como la que tenemos en  la ciudad, se ha debido fundamentalmente a la localización y arreglo inmediato por parte de Aqualia de enormes fugas de agua que no llegaba a los depósitos de distribución», dijo.
Blanco defendió la decisión adoptada en su día de constituir la empresa de gestión del agua «de la que el Ayuntamiento es socio mayoritario», dijo. Reseñó Blanco que el ciudadano no estaba teniendo molestias en el servicio a la hora de realización de grandes obras. «Se está prestando el servicio con normalidad, profesionalidad y de forma puntual».
Las averías en la red en 2014, han ascendido a 136, «todas solucionadas». Y el cambio de contadores ha llegado a la cifra de 4.329, «de esta cifra, 1.147 (el 26 por ciento) eran contadores parados que no regulaban el consumo y por lo tanto sus titulares usaban de agua pública sin pagar por ella», dijo.

Fuente : http://www.latribunadealbacete.es




Server o