14581293851863

El agua, el elemento más complejo

descargaLa forma ovoide, el vórtice y la proporción Phi son tres principios omnipresentes en la naturaleza. Se encuentran en la geometría de la vida, en una forma, la que se asemeja a un huevo. La que tienen las botellas Vitbot. Creadas para que el líquido que contengan mantenga todas sus propiedades. El resultado es que en un envase ovoide el agua mantiene su estructura hexagonal, y la bebida la vitalidad, la uniformidad de la disolución y la uniformidad de la fermentación.

Antonio Lozano, sociólogo y creador del envase, explica que el agua usa el vórtice para refrescarse y regenerarse. Lo hace a tal velocidad que si se llena una botella Vitbot de medio litro, el agua recorrerá en un minuto unos tres kilómetros dentro del envase.

Sus prototipos buscan una salida industrial y doméstica, porque los cree imprescindibles para mantener el valor añadido de algunos productos. «No es normal que el envase rompa la cadena de valor de un producto», asegura Lozano. La primera salida es la más complicada, debe encontrar embotelladores que crean en ello. Con la segunda, ya está trabajando y vendiendo. En Amazon puede adquirirse la botella de medio litro para uso personal y, con el diseñador industrial Antoni Arola, se dará forma a una jarra que prevé fabricar en España y comercializar antes del verano para toda Europa y Estados Unidos.

«El agua es el elemento más complejo que hay en este planeta porque es el elemento que sostiene nuestra vida. Somos agua en un 80% y el 70% del planeta es agua», explica Lozano quien tuvo que instalarse en 2012 en Los Ángeles (California) para crear la compañía. En Estados Unidos hay muchos más seguidores de los alimentos orgánicos con presencia de, por ejemplo, Whole Foods Market, la cadena de supermercados especializados en comida orgánica y natural más extensa. Incluso en los valles de Napa y Sonoma se usan cubas ovoides hormigonadas, las preferidas ahora por los viticultores biodinámicos.

Sean de bioplástico, de vidrio e incluso de pet, los envases Vitbot buscan en la alimentación, la cosmética y la farmacia su hueco. «No es más caro envasar con ellos», porque la firma ha establecido una política de royalties muy accesible, «el envase de medio litro sale por entre 2 céntimos o un céntimo de euro, según el volumen por fabricar». La compañía supervisa y audita el molde de fabricación para asegurarse que la proporción Phi se cumple, el resto (diseño final, cuello y boca de la botella) dependerá de cada fabricante.

Leer más: El Mundo.es




Server o