TEXTO SUB LOGO5

38 años de esfuerzo privado en beneficio de todos

El 12 de julio de 1977, el empeño de significados tinerfeños hizo posible el nacimiento de la Cámara Insular de Aguas de Tenerife; para buena parte de la sociedad tinerfeña, simplemente “la Cámara”. Cumple, pues, ahora treinta y ocho años de historia revalidando su fuerza como portavoz y representante de la iniciativa privada entorno al agua de Tenerife.

Esta doble vertiente de la Cámara es al mismo tiempo una responsabilidad y un acicate. Defender el trabajo hecho por tantos miles de tinerfeños durante siglos no es tarea fácil, pero es esa perspectiva histórica la que nos estimula para pensar y colaborar en diseñar un futuro despejado de incertidumbres en todo lo relacionado con el sector del agua.

El trabajo que han realizado, y aún hoy realizan hombres y mujeres de nuestra tierra, con austeridad, creatividad, empeño y descomunal esfuerzo, garantizó un futuro que hoy es nuestro presente.

La iniciativa privada del agua en Tenerife es un ejemplo de eficiencia en la asignación de un recurso básico para la sociedad y la existencia de mercados de agua que posibilitan poner en contacto a oferentes y demandantes; un ejemplo de que el sector privado puede realizar una función de interés público tan esencial como garantizar la disponibilidad de tan escaso y preciado recurso con menor coste para los ciudadanos.

La Cámara Insular de Aguas de Tenerife sigue siendo la institución más importante y representativa del agua en esta isla. Una propiedad repartida entre más de 30.000 titulares de participaciones de agua agrupados en casi 1.500 captaciones que permiten el recorrido del agua por la singular orografía insular a través de una extensa red de canales, poniendo en contacto los puntos de aprovechamiento del agua subterránea con aquellos donde es una necesidad para la población, la agricultura y las empresas. En definitiva, para toda la sociedad en su conjunto.

Conscientes de este pasado del que nos sentimos muy orgullosos, asumimos con ilusión los desafíos a los que nos enfrentamos para continuar con esta actividad en el futuro. Es nuestro mayor estímulo para aportar lo mejor de nosotros mismos.

Una apuesta que renovamos diariamente tendiendo lazos de colaboración y cooperación a todas las administraciones públicas con vinculación, en sus muy diversas facetas, con nuestra razón de ser: el agua de Tenerife.

En los retos del pasado encontramos una fuente inagotable de la que beber para afrontar con ilusión y responsabilidad el futuro del agua de Tenerife. Así lo hicimos, incluso, en las épocas más convulsas, cuando cambios legislativos pretendieron cercenar los derechos históricos de un sector que ha proporcionado, y lo sigue haciendo cada día, un recurso tan esencial para la vida como es el agua.

La Cámara Insular de Aguas de Tenerife es el mejor estandarte del “Esfuerzo privado en beneficio de todos”, lema que sigue vivo y que nos inspira para continuar ofreciendo lo mejor de nosotros mismos en beneficio de todos los tinerfeños.

Así lo hemos hecho en estos treinta y ocho años de historia. Así lo seguiremos haciendo.

*Presidente de la Cámara insular de Aguas de Tenerife




Server o